Público
Público

Detenido un etarra vinculado con la muerte de Joseba Pagazaurtundua

Además del arresto de Gurutz Aguirresarobe Pagola se ha detenido a Aitziber Ezkerra Segurajauregi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Ertzaintza ha detenido esta madrugada en Hernani (Guipúzcoa), al presunto etarra Gurutz Aguirresarobe Pagola, al que relaciona con el asesinato del ex jefe de la policía municipal de Andoain Joseba Pagazaurtundua.

En la operación también se ha arrestado, en otra vivienda, a una mujer, Aitziber Ezkerra Segurajauregi, compañera sentimental de Aguirresarobe en el momento en el que se cometió el asesinato.

Fuentes de la lucha antiterrorista creen que Aguirresarobe podría ser el autor material de los disparos que acabaron con la vida de Pagazaurtundua el 8 de febrero del 2003.

El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, ha asegurado que todas las pruebas halladas en el lugar del asesinato de Pagazaurtundua apuntan a Aguirresarobe.

En una comparecencia de prensa en la sede de la Ertzaintza en Erandio (Vizcaya) para informar sobre la operación, Ares también ha explicado que la pistola utilizada en el asesinato de Pagazaurtundua fue la misma empleada en el asesinato del presidente del PP de Aragón Manuel Jiménez Abad, el 6 de mayo del 2001, una información que ya fue adelantada por Interior en el año 2003. Ares ha detallado que el que fuera la misma pistola no implica que el asesino fuera el mismo.

El consejero ha agregado que los dos detenidos hoy en Hernani (Guipúzcoa), Aguirresarobe y su antigua pareja, Aitziber Ezkerra, formaban una 'célula durmiente' de ETA vinculada al 'complejo Donosti', y posiblemente, según Ares, estaban a la espera de recibir órdenes de la organización terrorista.

Pagazaurtundua fue asesinado en el bar Daytona, de Andoain, mientras se tomaba un café. Un solo etarra, que le esperaba en el bar, le descerrajó cuatro tiros que acabaron con su vida.

En ese momento, Pagazaurtundua, sargento jefe de la policía municipal de Andoain, casado y con dos hijos de nueve y 14 años, se encontraba de baja por la continua campaña de acoso que sufría.

La policía vasca imputa a los dos detenidos su participación en el asesinato

El crimen estaba aún sin resolver, pero según cree la Ertzaintza, el presunto autor de los disparos fue Aguirresarobe. En el primer comunicado sobre la operación, la policía vasca imputa a los dos detenidos su participación en el asesinato, además de otros actos delictivos que no ha detallado.

La Ertzaintza ha terminado a las siete menos cinco de la mañana el registro de la vivienda del presunto etarra en Hernani (Guipúzcoa) tras tres horas y en presencia del detenido. Los policías han sacado del domicilio varias cajas con documentación.

La operación está siendo coordinada por el Juzgado Central de Instrucción nº 3 de la Audiencia Nacional, cuyo titular es el magistrado Fernando Grande Marlasca.

Las detenciones son fruto de las investigaciones que la Ertzaintza mantiene abiertas para esclarecer acciones de ETA cometidas en la primera mitad de la década en Guipúzcoa, que no habían sido resueltas con las sucesivas detenciones de miembros de la organización terrorista que en estos años se han venido realizando por los cuerpos policiales.

De las dos personas detenidas hoy, Aitziber Ezkerra ya estuvo detenida con anterioridad en octubre del año 2003 por su presunta colaboración con ETA, mientras que Aguirresarobe fue detenido por desórdenes públicos, pero en los últimos años no se les conocía actividad ilícita.

Además, el consejero de Interior del Gobierno Vasco, Rodolfo Ares, ofrecerá una rueda de prensa para informar sobre los detalles de la operación a las 11:00 h. en la comisaría de la Ertzaintza en Erandio (Vizcaya).

El arresto en Hernani de dos presuntos miembros de ETA constituye la segunda operación de la Ertzaintza contra la organización terrorista en lo que va de año y eleva a once el número de supuestos etarras capturados por la policía vasca.

La División Antiterrorista de la Ertzaintza llevó a cabo el pasado mes de enero una operación en Ondarroa y otras localidades cercanas que permitió el arresto de nueve personas, ocho de las cuales fueron encarceladas y la novena quedó en libertad bajo fianza.

La operación permitió descubrir dos comandos de ETA denominados Ttonttor y Kresala, que habían cometido varios atentados entre 2005 y 2008.

Entre esos atentados se encontraba la colocación de dos coches bomba, uno en un polígono industrial de Avila, en septiembre de 2005, y el segundo frente a la comisaría de la Ertzaintza de Ondarroa, el 21 de septiembre de 2008.

Las células desmanteladas, además de los dos ataques con coche bomba, hicieron estallar otros cuatro artefactos en sendos atentados perpetrados en Guipúzcoa.

Después de esa fase cometiendo acciones terroristas, el grupo había pasado a la situación de 'durmiente' al perder el contacto con los jefes de ETA en Francia, a raíz de la captura del dirigente Aitzol Iriondo, que les daba las órdenes.

DISPLAY CONNECTORS, SL.