Público
Público

Detenido un hombre por matar a golpes a su novia en Avilés

El presunto asesino ya había sido detenido por malos tratos a una pareja anterior.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esta siendo una semana negra para por lo que se refiere a la violencia machista. La Policía ha detenido en Avilés al presunto autor de la muerte de su novia, una mujer de 29 años, nacida en Avilés y con domicilio en esta ciudad. Con este crimen, ya son 51 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas en lo que va de año.

Según ha informado la Policía, los hechos tuvieron lugar a las dos de la madrugada de este jueves cuando varias dotaciones del Grupo de Atención al Ciudadano de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Avilés fueron requeridos por un camarero de un bar.

Al parecer momentos antes un hombre, al que conocía del barrio, muy nervioso había entrado en el local y les había dicho: 'Me parece que he matado a mi novia'.

Inmediatamente los policías se dirigieron hacia un piso ubicado en la calle Palacio Valdés donde vivía la pareja, siendo recibidos por un hombre que les indicó que hacía unos minutos había mantenido una discusión con su novia y que ella se encontraba inmóvil en la cama de una de las habitaciones.

Según ha informado la Policía, tras comprobar que efectivamente en el dormitorio se encontraba una mujer tumbada en la cama con golpes en la cara y en la cabeza, aparentemente sin síntomas de vida, procedieron a llamar urgentemente a los servicios sanitarios.

A pesar de todos los intentos que el personal médico llevó a cabo para proceder a su reanimación finalmente el médico certificó su muerte.

Personada la Comisión Judicial se procedió al levantamiento del cadáver y su trasladó al depósito de cadáveres de La Carriona donde se le practicará la autopsia.

Los policías procedieron a la detención del presunto autor del homicidio que ofreció una fuerte resistencia cuando iba a ser trasladado a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Avilés.

Se trata de EA.P.T, hombre de 30 años, natural de Portugal y con el mismo domicilio que la víctima.

No existían denuncias anteriores por violencia de género entre la pareja, si bien al detenido le constaba una detención por malos tratos a otra pareja anterior.