Publicado:  03.08.2011 08:21 | Actualizado:  03.08.2011 08:21

Dos detenidos durante la marcha improvisada por el centro de Madrid

Están acusados de desórdenes públicos. Anoche, la plaza Mayor acogió una asamblea en la que se valoró la posibilidad de instalar allí el nuevo punto de información. 

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cientos de personas 'indignadas' terminaron la marcha improvisada por las calles de Madrid en una asamblea celebrada anoche en la céntrica Plaza Mayor de la capital.

Este encuentro ponía el broche a una jornada de reivindicaciones en la que un amplio dispositivo de seguridad impidió el acceso a la Puerta del Sol a las cientos de personas que se convocaron a través de redes sociales. El objetivo de esta convocatoria era protestar por el desalojo de las estructuras del 15-M que aún quedaban en el Paseo del Prado y en la Puerta del Sol.

Tras encontrarse con el cerrojazo de la plaza, la protesta se extendió desde las calles colindantes a Sol, hacia las plazas de Callao, Cibeles, Neptuno y Atocha, para finalizar en la plaza Mayor. "Fuera de la plaza también pensamos", gritaban.

Una de las paradas de la marea humana que inundó el centro de la capital se realizó en las proximidades del Congreso de los Diputados. Varios furgones policiales impidieron acercarse al parlamento. "Ese edificio es del pueblo", espetaban los allí presentes.  

Más de un centenar de 'indignados' participaron en la asamblea nocturna celebrada en la Plaza Mayor. Entre las propuestas que comenzaron a debatir por turnos desde las 00:30 horas figuró la de trasladar a esa plaza el punto de información del Movimiento 15-M, desmontado tras el desalojo de Sol en la madrugada del martes.

Dos detenidos, que el jueves pasarán a disposición judicial, fueron el balance de una noche sin más incidentes. Acusados de desórdenes públicos, los jóvenes estaban realizando fotos de la marcha, según informan desde la Comisión de legal. Los detenidos permanecen en la comisaría de Moratalaz, donde fueron trasladados tras su detención a las 2 de la madrugada, informa EFE. 

La plaza Mayor ha sido desalojada esta mañana por agentes de la Policía Municipal

Esta mañana, la Policía Municipal ha desalojado a la veintena de indignados que habían acampado en la plaza Mayor para pasar la noche tras la asamblea. 

Una treintena de agentes han obligado a los acampados a retirarse a la calle Toledo, mientras los servicios de limpieza comenzaban a retirar los cartones, plásticos y mantas en los que han dormido sobre una rejilla del Metro, informa EFE.

El desalojo se ha producido entre empujones y las protestas de los jóvenes, algunos de los cuales han sido identificados. 

Fuentes del Ayuntamiento de Madrid han indicado que esta intervención se ha producido "en coordinación con la Delegación del Gobierno y en el marco del mismo dispositivo puesto en marcha ayer por la mañana" que permitió el desalojo del Paseo del Prado y la Puerta del Sol. Para hoy, la Policía Nacional tiene orden de la Delegación del Gobierno de que los indignados no vuelvan a ocupar bajo ningún concepto la Puerta del Sol.

El Ministerio del Interior también ha ordenado evitar en lo posible que se practiquen detenciones de manifestantes, tras los dos arrestos registrados durante la pasada madrugada.

Los jóvenes habían montado un pequeño puesto de información, construido con unos cartones, que pensaban mantener todo el día.

La Puerta del Sol y la Plaza Mayor permanecen bajo vigilancia de agentes de la Policía Nacional y Municipal. El acceso a Sol aún sigue siendo complicado ya que los agentes de Policía piden a los viandantes que se identifiquen para poder entrar a la plaza.

La sentencia de un juzgado de Las Palmas considera como 'domicilio' un campamento de indignados

El Metro y el servicio de Cercanías se restablecieron en la estación de Sol a las 08:30 horas. La convocatoria de ayer se mantiene para el miércoles y los indignados esperan poder darse cita a las 20:00 horas en la Puerta del Sol. 

Los integrantes del grupo de trabajo de Economía de la Asamblea de Sol han elaborado un manifiesto de protesta por el cierre de la plaza. En el escrito alegan que es un derecho ciudadano "transitar y permanecer en cualquier lugar donde se desee mientras no conculque los derechos de otros". También anuncian que seguirán reclamando el derecho a reunión pacífica en lugares públicos "especialmente en la Puerta del Sol", símbolo del movimiento 15-M.

Precisamente, sobre el derecho de permanencia en la vía pública se pronunció un juzgado de Las Palmas de Gran Canaria que, a través de una sentencia, consideró como domicilio "irregular y provisional, pero domicilio" uno de los campamentos de los indignados.

Según recoge la sentencia que publica El País, la Policía tendría que haber presentado orden de desahucio para proceder al desalojo que tuvo lugar el pasado 4 de julio en el parque de San Telmo, en la capital canaria. 

Ciudadanos y miembros de la Asamblea Barcelona, vinculada al movimiento 15-M, han mostrado su solidaridad con los indignados de Madrid. 

Los servicios de limpieza de la capital catalana baldean de forma constante la plaza Catalunya —epicentro de las protestas y de la acampada de los últimos meses— ante la posibilidad de que los indignados también vuelvan a ocuparla, después de que pasaran allí la noche un pequeño grupo de 80 personas hasta las 23:45 horas.

Mientras, el presidente de la Asociación de Comerciantes de Preciados, el Carmen y Arenal (Apresa), Ignacio Lario, expresó su satisfacción por la "modélica" actuación de la Policía Nacional y de la Policía Municipal al "restablecer el orden y la legalidad" durante el desalojo de la acampada, a su juicio,  "ilegal".

PUBLICIDAD

Comentarios