Público
Público

La DGT intensifica los controles de velocidad

Tráfico inicia una campaña que vigilará esta semana a unos 100.000 vehículos diarios con 264 radares móviles en 2.000 tramos de carretera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Objetivo: controlar la velocidad de 100.000 vehículos diarios en la carretera. Desde ayer, y hasta el próximo domingo, la Dirección General de Tráfico (DGT) intensificará los controles de velocidad mediante una campaña especial que incluye la vigilancia especial de 2.000 tramos de carretera con 264 radares móviles.

Los responsables de Tráfico recuerdan que el año pasado se registraron 652 accidentes con muertes debido a una velocidad inadecuada. Y 224 conductores fueron puestos a disposición judicial por superar los límites establecidos por la Ley de Seguridad Vial. Así, el exceso de velocidad está presente en un tercio de los siniestros con víctimas, como sucedió ayer en un choque frontal en la autovía A-62 en Salamanca en el que murieron cuatro personas.

En verano, la velocidad media aumenta en unos 3 km/hora

Para evitar este tipo de desgracias, la DGT considera 'prioritario' el control de los límites de velocidad en las carreteras convencionales, que registran más del 70% de los accidentes con muertos.

Los responsables de Tráfico sostienen que, en verano, la velocidad media aumenta en alrededor de los tres kilómetros por hora. Y, además, es un factor que agrava la gravedad de los siniestros. Por eso, el objetivo de la campaña, dicen, es 'concienciar a los conductores sobre la necesidad de cumplir las normas sobre velocidad'.

Un tercio de los accidentes fatales sucede por circular demasiado rápido

La semana pasada, la DGT anunció la puesta en marcha de un sistema para poder multar a los vehículos con matrícula extranjera que sobrepasen la velocidad permitida, mediante un radar fijo.

Varios informes certifican que el exceso de velocidad es una de las asignaturas pendientes en la seguridad vial. Por ejemplo, un documento de la OCDE concluye que el 50% de los conductores supera, en algún momento, los límites de velocidad. Lo mismo ocurre con otro informe, encargado por la DGT al Instituto Universitario de Investigación del Automóvil, que revela que hasta el 57% de los conductores de turismos y furgonetas circulan por encima de los límites permitidos, siempre que las condiciones de la vía y el entorno se lo permitan.

Aun así, las autoridades han constatado que cada vez son menos los conductores que infringen los límites de velocidad que establece la ley. Este descenso de infractores es uno de los factores que explica, posiblemente, la reducción tanto de accidentes de tráfico como de víctimas en la carretera. De hecho, los expertos afirman que un descenso del 5% en la velocidad media supone una reducción del 20% de los siniestros con víctimas.

El 70% de los siniestros con víctimas ocurre en vías convencionales

Asimismo, la velocidad es un factor que incide directamente con el número de atropellos. En 2009, 470 peatones murieron arrollados en España. Según un informe de la OMS, a partir de los 80km/h es casi imposible que un peatón se salve de un atropello. En 2009, la Guardia Civil denunció a 773.144 conductores que rebasaron los límites de velocidad.

Desde que entró en vigor la Ley de Seguridad Vial, más del 40% de las sanciones y más de un 35% de los puntos restados de los permisos de circulación lo han sido debido al exceso de velocidad.

La colisión en Salamanca se produjo a las 9.20 horas en el kilómetro 247 de la A-62, a la altura de la localidad de Carrascal de Barregas, entre un vehículo portugués y otro coche belga. Los fallecidos son los tres hombres que viajaban en el automóvil con matrícula de Portugal, de 43, 45 y 47 años. La cuarta fallecida es una mujer que iba en el asiento de acompañante del turismo belga, cuyo conductor resultó herido leve.

Las primeras investigaciones apuntan a que el Peugeot procedente de Portugal se saltó la mediana de la autovía e invadió el carril contrario, colisionando de manera frontolateral contra elChrysler con matrícula de Bélgica. En el accidente también se vio involucrado otro vehículo español, que fue alcanzado por una de las piezas que salió despedida tras el impacto. Sus dos ocupantes, de 70 y 69 años, resultaron con heridas leves.

La Guardia Civil apunta a una distracción y a un exceso de velocidad por parte de los viajeros portugueses como posible causa de la tragedia. Hace sólo una semana, otros cuatro portugueses miembros de una misma familia perdieron la vida en una colisión con un camión en la carretera N-1, en la provincia de Burgos.

También ayer, un niño de 13 años falleció en Mallorca al chocar el coche en el que viajaba contra otro vehículo. Además, cinco personas murieron en Galicia en varios accidentes de carretera.