Público
Público

"El día que se reconozca Euskal Herria no tendré que ser abertzale"

Iñaki Antigüedad, cabeza de lista de Amaiur al Congreso por Bizkaia. "Si algo se ha visto es que no había apuesta trampa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Iñaki Antigüedad (Bilbao, 1955) vuelve a primera línea como cabeza de lista de Amaiur por Bizkaia. Nunca ha entendido la política en 'clave de liberación profesional', por lo que compaginará el previsible escaño con su labor como catedrático de Hidrología en la Universidad del País Vasco, tal y como hizo cuando era diputado de Herri Batasuna y Euskal Herritarrok, hasta 2001.

¿Hasta qué punto se implicará Amaiur en el Congreso?

No vamos a Madrid a participar en la gestión del Estado, que en su propia esencia constitucional niega el derecho del pueblo vasco a decidir su futuro. Para Amaiur, Madrid es algo transitorio. Una legislatura, dos...

El lehendakari niega la existencia de un conflicto político.

Su discurso raya la miseria ideológica, calificando además el derecho a decidir de 'obsesión nacionalista'. ¡Acaso para un socialista el socialismo es una obsesión! Yo soy abertzale porque pertenezco a un pueblo no reconocido jurídicamente. El día que se reconozca Euskal Herria no tendré que ser abertzale. Seré un ciudadano de este pueblo, de Europa y del mundo.

'Espero que en el PP de las Cortes haya sectores abiertos al diálogo. No somos demonios'

¿Cómo espera que llegue ese día?

En Bizkaia, Gipuzkoa, Araba y Navarra hay gente de distintas sensibilidades políticas, y tenemos que buscar un acuerdo de mínimos entre todos. Al Gobierno del Estado le corresponde buscar el marco constitucional equis para decir: 'Voy a aceptar lo que decidan en el País Vasco, Catalunya'. Se trata de tener un ámbito de decisión. Yo puedo ser independentista, pero no se me caen los anillos si el pueblo vasco dice en una consulta que quiere ser una federación o diluirse en España. Muy bien, yo pierdo, pero sé que puedo ganar porque está ese instrumento. Ahora se nos niega.

¿Y cree de verdad que el Estado asumirá ese instrumento?

'Todos deberemos tragar muchos sapos para buscar un punto donde nos sintamos ganadores'

Durante años nos han dicho que sin violencia todo es posible. Yo le digo al señor Rubalcaba: estamos dispuestos a ir a la batalla de las ideas, pero no me lleve usted a las Fuerzas Armadas, a las que el artículo 8 de la Constitución les da el papel de ser garantes del artículo 2 [la indisoluble unidad de la nación española].

¿Por qué ahora esta apuesta por las vías políticas y no pidieron antes el fin de la violencia de ETA?

La izquierda abertzale ha hecho un cambio de estrategia con una autocrítica importante. Han cambiado los tiempos. Y, como dice Arnaldo Otegi, vencerá quien convenza.

¿Cómo valora la idea del PNV de otro estatus político en Euskadi?

Puede ser un conejo de chistera. Ahora han empezado con eso, pero dejan Navarra como satélite, como Ceuta y Melilla. Lo que haya detrás de la propuesta habrá que verlo tras las elecciones. El PNV debe aclarar si piensa mantenerse en Madrid permanentemente.

El PP se niega a hablar con la izquierda abertzale. ¿Lo intentará usted en el Congreso con Rajoy?

No me extrañaría que se estuviera dando algún contacto en el País Vasco. No lo sé, lo digo por lógica. Yo no tengo ningún problema en hablar con Rajoy. Espero que, en las Cortes, en el PP haya sectores más abiertos al diálogo. No somos demonios. Hemos sido enemigos políticos, pero en nuestras manos está que pasemos de ser enemigos políticos a adversarios políticos. Y lo mismo digo del PSOE.

El PP dice que no negociará con ETA. ¿Cómo lo interpreta?

El diálogo del Gobierno con ETA sería sobre las consecuencias del conflicto, no es político. En cualquier caso, hay dos lecturas sobre lo dicho por el PP. La primera es en clave electoral ante el discurso de Rubalcaba de que el cierre de ETA ha sido con el Gobierno del PSOE. La segunda es que el problema más gordo que puede tener Rajoy es dentro de su casa. A Rajoy le pueden venir bien las lupas de la comunidad internacional para decir a los suyos: 'Oye, que yo no puedo estar aquí haciendo el vaina'.

¿A qué se refiere?

A las personalidades internacionales de la Declaración de Aiete y a quienes la han apoyado después: Jimmy Carter, Tony Blair, Kofi Annan, Bertie Ahern ¿Qué van a decir el PSOE y el PP? Si ante una consulta deciden mandar al Ejército, muy bien, ahí tienen a Europa, mirando.

Si Amaiur superase al PNV en las urnas, ¿qué implicación podría tener en el nacionalismo vasco?

Se vería que el discurso soberanista de izquierdas va ganando. Eso obligaría a todo el mundo a resituarse, pero, en concreto, al PNV para ver qué relación quiere con Madrid. Y en Navarra entra dentro de lo posible que Amaiur sea la segunda fuerza. Supondría que el PSN pasaría al tercer lugar, con lo cual se tendría que replantear mucho su actuación. El 20-N puede reforzar los resultados de Bildu en las elecciones municipales, porque si algo se ha visto es que no había una apuesta trampa de la izquierda abertzale.

¿Mantendrán la exigencia de un adelanto de los comicios vascos?

El Parlamento vasco es transgénico y Patxi López es un okupa en Ajuria Enea. Le queda año y medio de legislatura, cuando ese Parlamento no refleja a todas las sensibilidades políticas. El PSE está metido cada vez más en un barrizal. Dice no a la mesa de partidos y que para eso está el Parlamento, siendo consciente de que así deja fuera a una formación que es clave por sus votos.

¿Qué gesto tendrá la izquierda abertzale con las víctimas?

No lo sé. La reparación de todas las víctimas implica un reconocimiento de culpa, un perdón político. Y para llegar a eso debe haber voluntad política de hablar y entenderse con el otro. Es posible y necesario hacerlo desde la unilateralidad. Y en ese sentido, lo que puedan decir la izquierda abertzale y ETA es importante. Pero esto tiene que acabar con el reconocimiento de todas las víctimas de toda violencia. Como decía la hermana de Joxean Lasa: 'A mí nadie me ha pedido perdón'. Ahí estuvieron implicados aparatos del Estado, aparatos políticos...

¿Llegará la izquierda abertzale a aceptar un final con 'vencedores y vencidos'?

No, porque así no se puede lograr una convivencia real. Si el relato de vencedores y vencidos es reconocer que Lasa y Zabala eran terroristas y que, sin embargo, determinados comandantes de la Guardia Civil son firmeza democrática, pues eso no es así. Habrá que buscar, desde el mea culpa y tragando muchos sapos por parte de todos, un punto donde podamos decir: 'Aquí ganamos todos'. No se trata de olvidar la memoria. Memoria, justicia y paz, sí, pero al 100% para todos.

El PNV les ha instado a separar los ámbitos de las víctimas y de los presos. ¿Lo harán?

Creo que hay que separarlos, aunque van en la misma hoja de ruta. Si se hiciera una lectura de la legislación penitenciaria, habría decenas de presos que estarían en la calle. Si se revocara la doctrina Parot, hablaríamos de decenas o un centenar de presos que estarían libres. Todo eso debería venir acompañado de una revitalización del carril de víctimas para que no se sientan vencidas por la mera aplicación de la legislación penitenciaria. Esto no quiere decir que se abran las puertas a la amnistía. Eso va a llevar su tiempo. Además, es necesario el acercamiento al País Vasco y que los presos puedan participar en el debate. Al fin y al cabo son presos de ETA y tienen algo que decir en el ámbito de las víctimas. La cuestión es cómo haces una articulación de todo.