Público
Público

Diferencias de más de 300 días en listas de espera en Catalunya

Un informe de CCOO revela falta de equidad en las demoras quirúrgicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Comisiones Obreras denunció ayer la falta de equidad que existe en las listas de espera para ser operado en la sanidad pública catalana. El sindicato reclamó listas únicas para evitar esta situación y para igualar las demoras, de forma que no haya pacientes apuntados en diversos centros.

La situación es tan voluble que se producen diferencias de más de 300 días de espera entre hospitales muy cercanos, según indicó el responsable de política sanitaria de CCOO, Joan Canals, que presentó un informe elaborado con datos de 2010 del Servei Català de la Salut.

CC00 pide la creación de una lista única para evitar la falta de equidad

Por ejemplo, una operación de cataratas, según los datos aportados por el sindicato, implica una espera de 37 días en el Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues de Llobregat, mientras que para la misma intervención en el Hospital de Viladecans, a sólo 13 kilómetros de distancia, la demora llega a ser de 299 días.

Otro caso. Una operación de prótesis de rodilla supone una espera de 81 días en el Hospital General de Vic, mientras que la misma en el de Igualada supone una tardanza de 448 días. Vic e Igualada, ambas pertenecientes a la provincia de Barcelona, están separadas entre sí por 76 kilómetros.

Fuera de Barcelona también hay serias diferencias. Dentro de la ciudad de Lleida, una intervención de juanetes comporta 18 días en la Clínica de Ponent y 249 en el Hospital Arnau de Vilanova.

Muchos hospitales incumplen las garantías del tiempo de espera máximo

Para CCOO, las esperas son fruto de un problema de organización y no de una falta de recursos, ya que con los sistemas informáticos actuales se podría poner en funcionamiento una lista única con relativa facilidad. El sindicato propone unificar las listas de las 16 operaciones que tienen garantía de un tiempo máximo de espera dentro de la sanidad catalana.

Desde CCOO consideran que, en operaciones como las cataratas o las prótesis de rodilla, la espera acaba causando un incremento del coste social, porque una persona que no puede ver acaba siendo dependiente y si no puede caminar la baja laboral es más prolongada y se prescriben antiinflamatorios, que tienen muchos efectos secundarios.

Por hospitales, el mayor incumplimiento de garantías se dan en el Parc Mar de Barcelona, seguido del Hospital de Igualada, la Mutua de Terrassa y el Hospital de Sant Pau de Barcelona.