Público
Público

Dimite el tesorero del partido de Artur Mas, relacionado con el 'caso Palau'

El fiscal ha pedido la imputación de Osàcar por supuesto cobro de comisiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Artur Mas quiere hacer tabla rasa en la etapa que está a punto de iniciar en Catalunya. Tal vez por eso anunció, en el primer consejo ejecutivo de su partido tras el triunfo electoral, que acepta la renuncia que le ha presentado el tesorero de Convergència, Daniel Osàcar.

Según explicó el presidente de CiU y próximo president de la Generalitat, Osàcar le anunció a través de una carta su adiós a un cargo al que el propio Mas le aupó en 2005. La única razón que justifica la dimisión es la edad, subrayó. 'En su día me dijo que aguantaría sólo hasta las elecciones de 2007, pero como se adelantaron le pedí que continuara. Ahora tiene 75 años y derecho a cumplir su deseo de dedicar más tiempo a la familia', afirmó.

Mas no omitió que Osàcar está relacionado con el caso de financiación ilegal de CDC en colaboración con Fèlix Millet, hecho que desvinculó de este adiós: 'Ya sé que está el tema del Palau de la Música, pero quiero que quede claro que ya hace años que me dijo que quería dejarlo'.

'Tiene 75 años y derecho a cumplir su deseo de dedicar más tiempo a la familia'

Osàcar ha estado en el ojo del huracán desde que se conoció, a través de la investigación parlamentaria de este supuesto caso de corrupción, que su nombre, 'Daniel', figuraba en las agendas de Millet que explicaban con todo lujo de detalles la relación entre la concesión de obra pública a Ferrovial y el pago de comisiones que se repartían entre el máximo responsable del Palau y CDC.

En plena precampaña electoral, hace apenas un mes y diez días, la Fiscalía de Barcelona pidió formalmente su imputación junto a la de Àngel Colom, otro dirigente del partido de Mas tras un informe de los peritos de Hacienda que le implicaba. 'Se han hallado evidencias documentales', concluía el escrito del fiscal.

Las críticas a Mas llovieron desde todo el arco parlamentario. El portavoz del PSC, Miquel Iceta, advirtió al futuro president de que el adiós de Osàcar 'no le ahorrará preocupaciones' y calificó de 'ingenuidad' que Mas trate de soltar lastre para evitar que este caso le salpique en el futuro.

Su homóloga en ICV, Laia Ortiz, vio en la dimisión una 'buena noticia' aunque añadió que el ya ex tesorero de CDC 'deberá dar explicaciones' por su 'opaca' gestión.

Desde el PP, el diputado electo Pere Calbó aseguró que la dimisión es 'cuanto menos sospechosa' y acusó a CDC de 'ponerse la venda antes de la herida'. Además, avisó de que a pesar de la renuncia de Osàcar, su formación pedirá 'responsabilidades al más alto nivel'.

Pasadas las 14.00 horas, Daniel Osàcar abandonaba la sede de Convergència. Con aspecto envejecido y al volante de su pequeño utilitario, aguardaba con gesto azorado el momento de incorporarse al tráfico.