Público
Público

Los diputados de CiU y PSC deciden el fin de los toros

El PP baraja recurrir ante el Constitucional si el Parlament aprueba hoy prohibir las corridas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ha llegado el día. El Parlament votará hoy si opta por la abolición de las corridas de toros en Catalunya, tal y como desean los 180.000 ciudadanos que con su firma apoyaron a la Plataforma Prou, promotora de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que hace siete meses admitió a trámite la Cámara. Han sido meses de debates y tensiones, pero hoy, día de la votación, las tesis animalistas parten como favoritas. Es por eso que el PP anunció ayer que, en caso de darse la prohibición, recurrirá al Senado o al Congreso y no descarta acudir al Tribunal Constitucional (TC). Lo que haga falta para dar marcha atrás a la abolición.

En este sentido, la presidenta del PPC, Alicia Sánchez Camacho, explicó que los conservadores se plantean presentar iniciativas legislativas en el Congreso o el Senado para modificar la norma que regula los festejos taurinos y que ahora es competencia de las comunidades autónomas. Según Sánchez Camacho, las corridas de toros deberían ser una cuestión de Estado.

Desde que Prou presentó la ILP, los conservadores se mostraron contrarios a la abolición y afirmaron que votarían en contra. Sin embargo, los diputados de este mismo partido apoyaron en 1991 la Ley canaria de Protección de Animales que acabó con la lidia en esa comunidad. La portavoz del PPC en el Parlament, Dolors Montserrat, no mencionó ayer esta contradicción aunque sí criticó a los animalistas porque 'no piensan en el tema del aborto' y 'sí en los animales'.

Desde el inicio del debate, los taurinos han apelado a la catalanidad de las corridas para que no se prohibieran. Sin ir más lejos, Luis Corrales, coordinador de la Plataforma para la Promoción y Difusión de la Fiesta, siempre ha criticado a CiU, porque, por un lado, da libertad de voto a sus diputados y, por el otro, quiere blindar los correbous con una ley.

Nadal (PP) critica que se piense en los animales y no en el aborto

Los animalistas, en cambio, siempre han querido huir de esta polémica y han mantenido que el centro del debate son los derechos de los animales. Además, nunca han puesto en duda que las corridas sean tan españolas como catalanas. A pesar de eso, en los últimos días y cuando la balanza ha empezado a decantarse hacia la prohibición, el lobby taurino ha vuelto a recuperar con más fuerza, si cabe, la cuestión nacional. Es por eso que el domingo se escuchó Els Segadors en la Monumental de Barcelona y muchos de los aficionados lucían senyeres.

El Govern, a través de su portavoz de turno, el conseller de Política Territorial, Joaquim Nadal, expresó ayer su confianza en que las corridas de toros no sirvan de 'elemento de confrontación' entre Catalunya y España, ya que 'los toros son los toros y la política es la política'.

A partir de las diez de esta mañana, los diputados decidirán el futuro de la fiesta en Catalunya. ERC y ICV-EUiA votaran a favor de la prohibición, y PP y grupo mixto, en contra. CiU y PSC darán libertad de voto. Ya se sabe que la mayor parte de los socialistas votaran en contra de la prohibición. Los diputados de CiU son, al mismo tiempo, la gran incógnita y la clave.