Público
Público

La dirección de IU buscará en la calle ideas para su programa de 2012

El aparato federal persigue la "máxima implicación desde la base de lo más comprometido de la izquierda" para andar el camino hacia las generales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El día de cierre de campaña del 22-M, Cayo Lara ya ofreció un “reto apasionante”, mirando a las generales, que pretendía agrupar desde “campesinos a intelectuales” o indignados del 15-M para involucrarles en la redacción de “un programa para rescatar la democracia y lo público frente al neoliberalismo”. Ese primer esbozo tendrá hoy domingo su primera y mínima concreción en la reunión del Consejo Político Federal.

El informe del coordinador, que se someterá a votación de los 180 miembros del máximo órgano de IU, incorporará la propuesta de convocatoria social para la elaboración del programa de 2012 preparada por José Luis Centella, secretario federal de Acción Política y líder del PCE. El texto, de tres páginas y al que ha tenido acceso Público, reitera que IU trata de “impulsar un proceso participativo que consiga la máxima implicación desde la base de lo más comprometido de la izquierda”.

El proceso, tras el lanzamiento de un manifiesto, se hará en dos fases. Una primera, hasta primeros de septiembre, cuando se apruebe un borrador del programa. La segunda, ya en diciembre, afinaría más las propuestas. En ambos casos, se convocaría una asamblea “más abierta” que un congreso federal de IU. Si hubiese adelanto electoral, se limitaría la convocatoria a una sola vuelta.

“Se trata de organizar la rebelión desde abajo, de ser permeables y que todos nos contaminemos, de elaborar con más gente algo que vaya más allá de un programa de gobierno”, explica Centella a este diario. El líder del PCE aclara que IU se dirige “a personas, no a siglas”, y que “ahora no toca hablar de una alianza de partidos por arriba ni de candidatos”. La visión de la mayoría de la dirección diverge del planteamiento de la minoría de IU Abierta (el grupo de Gaspar Llamazares), que prefiere que la federación teja pactos con otras fuerzas progresistas para formar un 'frente amplio' de izquierdas. Los gasparistas, además, ya dieron ayer el primer paso para convertirse en un partido