Publicado: 13.10.2015 18:10 |Actualizado: 13.10.2015 20:25

La madre de Asunta se muestra en la cárcel "hundida, en un llanto continuo"

El director del penal donde está detenida Rosario Porto, la madre de Asunta Basterra, afirma que ella siempre quiere hablar de su hija, de lo que compartía con ella y de los proyectos que tenían conjuntamente.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El director del Centro penitenciario de Teixiero, Carlos García, tras declarar hoy en el juicio por la muerte de Asunta Basterra. EFE

El director del Centro penitenciario de Teixiero, Carlos García, tras declarar hoy en el juicio por la muerte de Asunta Basterra. EFE

SANTIAGO DE COMPOSTELA.- El director del penal de Teixeiro (A Coruña) en el que están internos los padres de Asunta, acusados del asesinato de su hija en 2013, ha relatado este martes que Rosario Porto, en la cárcel, se ha mostrado "hundida, en un llanto continuo".

El responsable del centro penitenciario, que ha comparecido en la última jornada de testificales, ha narrado que mantuvo "audiencias" con Porto, acompañado en ocasiones por la subdirectora de seguridad y por la psicóloga, en las que se encontró siempre "a una persona hundida, en un llanto continuo".



Según ha contado hoy en el juicio, ella siempre quiere hablar de su hija, de lo que compartía con ella y de los proyectos que tenían conjuntamente.

Preguntado por su opinión sobre si la actitud de Rosario es la de alguien a quien pertenece la autoría de este crimen, el director de Teixeiro ha insistido en la sala en que sería una "temeridad" por su parte manifestarse a ese respecto, "a cualquier persona de bien no le entra en la cabeza que unos padres puedan matar a su hija".

También ha subrayado que ambos acusados fueron incluidos en el protocolo de prevención de suicidios, para continuar con acompañamiento en la celda, procedimiento que en el caso de Porto duró "varios meses" y en el de Basterra todavía continúa por "indicaciones del equipo técnico" de Teixeiro.

En la jornada de hoy también ha prestado declaración el propietario de la ferretería compostelana que se ocupaba de la cerrajería de las propiedades de Rosario Porto y que recordó que entre 2012 y 2013 tuvo que cambiar las cerraduras de las casas de General Pardiñas y Doctor Teixeiro, en el centro de Santiago.

Este testimonio ha sembrado confusión puesto que, según la declaración de este testigo, Rosario le encargó un cambio de cerradura en Doctor Teixeiro, edificio en el que vivían madre e hija, en enero del 2013, tras un supuesto episodio en el que "habían intentado entrarle en casa y llevarle a la niña".

Sin embargo, según la versión de Porto, tal suceso aconteció en julio de ese año y no en enero, como indican las notas que obran en poder de este negocio.

No obstante en esa fecha sí se produce una fuerte discusión entre Rosario Porto y Alfonso Basterra, padres de Asunta, que acabaron divorciándose.

Según el dueño de la mencionada ferretería, tras una llamada de Rosario, le mandó al cerrajero a su casa y cuando éste le preguntó el motivo del cambio, ya que todo estaba en perfecto estado, le dijo entonces que era porque "había mucha gente que tenía llaves de la casa".

Este martes han testificado, asimismo, dos hermanos de Alfonso Basterra, que tras la muerte de Asunta pasaron varios días en el piso que éste tenía alquilado en una calle céntrica de Compostela y que han asegurado que el ordenador portátil del imputado, el que en la instrucción no localizaban, estaba en esa vivienda.

Han contado que, de hecho, les sorprendió que no se lo llevasen los investigadores cuando realizaron la primera inspección.

Los agentes que declararon en este juicio han resaltado que en los registros no lo habían visto, pero han admitido que en los exámenes oculares no se buscaba al inicio y estrictamente este dispositivo y sí pruebas que tuviesen que ver con el trágico suceso.

Mañana se retomará la vista oral con las pruebas periciales, con la participación hasta el próximo día 21 de un total de 60 peritos, una vez que ha concluido la declaración de testigos y después de que los padres de la menor, los únicos acusado, negaran haber asesinado a su hija.

Para el abogado de Rosario Porto, el penalista José Luis Gutiérrez Aranguren, se da paso de este modo a una parte "fundamental" del juicio.

Aranguren ha subrayado que las pruebas periciales arrojarán "más luz", ya que hasta el momento el "juicio se está centrando en aspectos absolutamente colaterales" y en opiniones "personalísimas" sobre cómo es Rosario o cómo lleva su duelo, cuestiones que, según ha dicho, "nada tienen que ver con el asesinato, que es lo que aquí nos convoca estos días".