Público
Público

El director CNI admite que algunas amenazas les cogen "sin capacidad de reacción"

Félix Sanz reconoce que la misión de los servicios de inteligencia es cada día más difícil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, ha afirmado hoy que la misión de los servicios de inteligencia es 'cada día más difícil' y ha reconocido que 'algunos riesgos y amenazas' les cogen 'casi sin experiencia y sin capacidad de reacción'. El responsable de los servicios de inteligencia españoles ha inaugurado el II Congreso de Inteligencia, organizado por las universidades madrileñas Rey Juan Carlos y Carlos III, que reúne a medio centenar de expertos nacionales y extranjeros en torno al tema: La cultura de inteligencia como elemento para la reflexión y colaboración.

Ha advertido que ante la aparición de nuevos riesgos y amenazas para la seguridad, la misión de los servicios de inteligencia es cada día más difícil. Indicó que además del terrorismo, los servicios secretos están ahora en ámbitos donde nunca habían estado, como el tráfico de seres humanos, y en los que tradicionalmente han sido policiales, como el crimen organizado o el blanqueo de capitales.

Sin embargo, ha reconocido: 'Algunos riesgos y amenazas se nos vienen encima y nos cogen casi sin experiencia y sin capacidad de reacción'. En este sentido ha dicho que hace unos años no se podía pensar en trabajar en el ámbito de la inteligencia económica o contra el terrorismo cibernético. Entonces 'nadie pensaba que hubiera que poner defensas para que los ciudadanos pudieran trabajar en paz y tranquilamente en zapatillas, en casa, con el Google', ha comentado Sanz Roldán, quien ha afirmado que existe una situación 'en la que sin duda hay riesgos que aún no han llegado y están por llegar'.

Tras señalar que 'los gobiernos, como toda la sociedad, exigen siempre más eficacia y conocer lo que quieren conocer en menos tiempo', ha recalcado: 'Todo lo que hacemos lo hacemos a las ordenes del Gobierno. El CNI no es un radical libre. No trabaja en su propio beneficio. No elige lo que ha de hacer'. Ha dejado claro que el CNI trabaja por la seguridad de España y de los españoles, y ha abogado por reflexionar sobre sus trabajos y funcionamiento: 'Como los malos son tan malos y son tantos la acción nos deja poco tiempo para la reflexión', ha reiterado.

Por otra parte, ha avanzado que la Directiva de Inteligencia para 2011, que establece las prioridades y objetivos del Gobierno en esta materia, por primera vez este año no la hace el CNI y se la presenta a la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia. Este año el documento cuenta con las aportaciones de todos los organismos del Estado 'que piensan que es necesario tener inteligencia para el buen ejercicio de sus funciones', ha precisado el director del CNI.

Tras asegurar que el CNI trabaja con 'el más absoluto respeto a la ley' y con unos principios éticos 'inviolables', Sanz Roldán ha remarcado que España es un 'ejemplo' en la actuación legal de sus servicios secretos, gracias a la ley orgánica que 'pone a un magistrado del Tribunal Supremo al servicio' del CNI las 24 horas del día durante los 365 días del año. También ha recordado que 'próximamente' el Centro aprobará un código ético, el primero de este tipo en el mundo, para definir con claridad los parámetros de actuación de sus agentes.