Público
Público

La dirigente huida de Batasuna reaparece en una manifestación

Gracias a la ayuda de otros simpatizantes de la izquierda abertzale, Aurore Martin logró frenar su detención el martes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dirigente de Batasuna Aurore Martin, que el martes logró huir de la Policía en Bayona con la ayuda de un centenar de simpatizantes de la izquierda abertzale, ha reaparecido este sábado en una manifestación en la misma ciudad vascofrancesa.

El acto ha sido convocado en protesta por su mandato de arresto y 'en respeto a los derechos civiles y políticos en el País Vasco', según reza la pancarta de inicio de la manifestación, organizada en una plaza de Bayona.

La dirigente abertzale, de 32 años, fue recibida hoy con aplausos y declaró que, pese a que cree que va a ser arrestada, 'la batalla política ha sido ganada'. Martin llegó rodeada de unas cincuenta personas y se unió a los cerca de 2.500 manifestantes congregados, entre los que había militantes de Batasuna y cargos electos vascofranceses.

El acto finalizó hacia las 19.20 hora local (17.20 GMT) y transcurrió de manera pacífica bajo la vigilancia de agentes policiales, que, según pudo constatar Efe, no intervinieron.

La portavoz de Askatasuna, Anaïs Funozas, y el del Nuevo Partido Anticapitalista, Claude Larrieu, representantes del colectivo contra ese mandato de arresto, leyeron un comunicado en el que se denunció que se reclame a Martin 'como miembro del buró nacional de Batasuna, un delito en España, pero no en Francia', donde la organización es legal. 

Decenas de personas impidieron el martes que Martin fuera detenida, después de que agentes de la Subdirección Antiterrorista de la Policía Judicial se presentaran en el apartamento en el que se encontraba en Bayona junto a un reducido grupo de periodistas. Los agentes intentaban cumplir una orden judicial de arresto para su entrega a España por delitos de terrorismo.

Alrededor de las tres de la tarde del martes, seis agentes ocultos con pasamontañas se personaron en un tercer piso del centro de Bayona. Dentro, Martin concedía una entrevista a varios periodistas rodeada de allegados, que se negaron a abrir la puerta. Los agentes tiraron la puerta abajo y detuvieron a la dirigente abertzale.

Comenzó entonces un forcejeo entre los simpatizantes abertzales y los agentes que se prolongó por las escaleras del inmueble. Los policías bajaban a Martin en volandas, agarrada por los brazos y las piernas. Al llegar a la calle, el grupo era tan numeroso que los agentes decidieron retirarse para volver con refuerzos.

Cuando lo hicieron, Aurore Martin ya se había refugiado en un bar cercano, que rodeaban un centenar de personas, entre ellos un grupo de indignados que acampaban en las proximidades.

Sobre las cuatro de la tarde, las Compañías Republicanas de Seguridad (CRS) los antidisturbios galos cercaban la plaza para proceder a la detención. Media hora después desistieron y procedieron a retirarse.

El ministro francés del Interior, Claude Guéant, subrayó esta semana que la mujer es objeto de ese mandato de arresto, 'que la Policía francesa tiene el deber de ejecutarlo y que será aplicado'.

Antigua componente de la mesa nacional de Batasuna, Martin debía ser entregada a España según un dictamen definitivo del Tribunal Supremo de Francia para ser juzgada en relación con sus actividades entre 2005 y 2008 en Batasuna en territorio español. La orden se emitió en octubre de 2010, después de que no se presentara en la comisaría como debía por encontrarse bajo control judicial.