Público
Público

La discapacidad se ceba en los hogares mileuristas

Quienes menos ingresan tienen muchas más posibilidades de sufrir discapacidades psíquicas, físicas o sensoriales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El paro y la subida de impuestos no sólo ahogan las cuentas de la mayoría de los hogares españoles, sino que también los ponen, sobre todo a los de menores rentas, en situaciones de riesgo social. Por ejemplo, quienes menos ingresan tienen muchas más posibilidades de sufrir discapacidades psíquicas, físicas o sensoriales, según el estudio Discapacidades e inclusión social de la colección de Estudios Sociales de la Fundación La Caixa, presentado ayer en Madrid. En concreto, las personas con ingresos mensuales inferiores a mil euros tienen cuatro veces más riesgo (8,4%) de sufrir una discapacidad antes de los 65 años que aquellas con ingresos superiores a 2.500 euros (2,4%). La relación es clara: 'A menos renta en el hogar, menor nivel de educación y salud, y mayor tasa de discapacidades', sentenció el sociólogo y coautor del estudio Carlos Pereda.

El motivo de esa brecha se encuentra, a menudo, en que el origen de la discapacidad es una enfermedad. Si no se cura bien o no hay una rehabilitación correcta, como puede suce-der en los hogares con pocos recursos económicos, esa enfer-medad puede convertirse en discapacidad. 'Por eso es tan importante una sanidad pública para todos, que pueda eliminar esas diferencias por cuestiones de renta', reivin-dicó Pereda.

La tasa de desempleo del colectivo dobla la de la población general

El informe, realizado a partir de los datos de la macroencuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre discapacidad de 2008, muestra que los ingresos medios en un hogar con una persona discapacitada son un 25% más bajos que los de las familias cuyos miembros no tienen ese proble-ma. Hay que tener en cuenta que el 75% del colectivo recibe una pensión por invalidez, pero ni siquiera esta aportación saca a estos hogares de la precariedad.

Otro escollo al que deben hacer frente las personas con discapacidad (que son 3,8 millones en España) es el paro. La tasa de desempleo que sufre este colectivo se elevó al 40% en 2011, es decir, el doble de la media poblacional, que ahora se sitúa en 21,5%. Aun así, Pereda y los demás autores del trabajo, Miguel Ángel de Prada y Walter Actis, señalan que aún es pronto para detectar los efectos de la crisis en las personas con discapacidad.

Un experto: 'La sanidad pública es clave para eliminar esta brecha'

Aunque la gran mayoría de las personas con discapacidad con empleo encontraron trabajo por la mediación de familiares y amigos, una quinta parte (de un total de 420.000) lo consiguió gracias a fórmulas de empleo protegido. Es el caso de Raquel Cárcamo, que tiene 23 años y un 44% de discapacidad psíquica. Desde hace tres meses trabaja en una empresa de Leganés haciendo 'tareas administrativas y de ordenanza', según cuenta, gracias al programa Incorpora de la Fundación La Caixa. Cobra 400 euros mensuales por cuatro horas de trabajo al día. 'Nunca me he sentido discriminada', remarca esta joven que, tras aprobar el último curso de la ESO, dejó sin acabar una FP de Administrativo.

El nivel de formación en los hogares con personas con discapacidad, claramente determinado por los ingresos económicos, también es un factor clave. Del millón y medio de personas que se encuentran en edad laboral, el 7% son analfabetas, frente al 1% de la población general.

La cuarta parte de este colectivo no tiene estudios primarios y más de la mitad no ha obtenido el título de ESO. El 16% ha terminado la educación secundaria (24% en la población general) y sólo el 12% tiene estudios superiores (frente al 26% de la población general).

A partir de los 45 años, la prevalencia de discapacidad es mayor en mujeres

La brecha de género también afecta a este colectivo, según el estudio. Hasta los 45 años la prevalencia de discapacidad es mayor entre los hombres, pero la tendencia se invierte a esa edad. Además, las mujeres también salen peor paradas en lo referente a las ayudas. Del medio millón de personas con discapacidad que dicen necesitar recursos y no los reciben, un 66% son mujeres. 'Ellas son las cuidadoras principales', en un 75% de los casos, 'pero no reciben la atención que merecen cuando son ellas las que necesitan ser atendidas', señaló Pereda.

Las asociaciones que reprensentan a personas con discapacidad aprovecharon la presentación del estudio para criticar los recortes del nuevo Gobierno del PP, como la aprobación de la moratoria para la incorporación de nuevos dependientes en el sistema de dependencia. 'Somos los primeros en sufrir los recortes', protestó la secre-taria de Organización de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica, Roser Romero.

El presidente de la Fundación ONCE, Alberto Durán, quien advirtió de que la discapacidad conduce a la exclu-sión social, señaló que el riesgo de caer en ella ahora es mucho mayor debido al 'desmantelamiento del Estado del bienestar'.