Público
Público

El díscolo de IU sigue en la brecha

El alcalde de Marinaleda, contrario a pactos con el PSOE tras las autonómicas, liderará la lista por Sevilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Juan Manuel Sánchez Gordillo, destacado en IU por sus posiciones abiertamente contrarias a cualquier pacto con el PSOE, se aseguró este sábado su puesto en el Parlamento tras salirse con la suya en lo esencial en la larga disputa interna librada en la coalición por el liderazgo de la lista electoral en Sevilla. La número dos será Marina Segura, del PCA. La solución evita un incendio de IU en Sevilla a las puertas de las elecciones.

El Consejo Andaluz de IU aprobó este sábado, con un 72% de apoyo, los cabezas de lista de las ocho provincias para las autonómicas del 25 de marzo. Gordillo, alcalde de Marinaleda y líder de la formación nacionalista CUT-BAI, repetirá al frente de la candidatura de Sevilla, quedándose con un puesto al que también aspiraba el PCA. El líder de los comunistas de Sevilla, Juan de Dios Villanueva, finalmente dio un paso al lado y facilitó una solución salomónica a Diego Valderas, coordinador regional y candidato a la presidencia, que fue quien hizo la propuesta definitiva después de que el comité de candidaturas no fuera capaz de resolver la situación.

La solución, poner a Marina Segura, del PCA, como número dos evita que se abra una fractura en Sevilla justo cuando la coalición sufre una profunda división en Córdoba, agravada también por la elaboración de las listas. A lo largo de los últimos meses Gordillo ha jugado varias veces al órdago, desafiando públicamente a Valderas y coqueteando con la idea de romper la baraja si no se salía con la suya. Uno de sus movimientos más polémicos fue cuando el pasado 31 de enero la dirección provincial, que controlan CUT-BAI e IU Abierta, lanzó públicamente que el cabeza de lista sería Gordillo por ser quien más avales tenía, sin esperar al Consejo Andaluz.

IU aspira a ampliar su actual representación: seis parlamentarios'No hay perdedores ni ganadores. Una vez aprobada una lista, es mi lista al cien por cien y trabajaré por ella. Yo no tengo ambiciones personales. Para el PCA es importante que Marina Segura sea número dos. Todos han cedido algo', señaló Villanueva, que sí dejó un mensaje crítico con los modos díscolos de hacer de Gordillo: 'El día que nosotros juguemos al órdago, no será un juego'. Público intentó este sábado contactar con Gordillo, sin éxito.

Gordillo tenía a su favor haber sido el candidato con más avales para ser número uno en las consultas a las bases, no vinculantes. El PCA contaba con que Villanueva tenía el respaldo de mayor número de asambleas para encabezar la lista. La disyuntiva no se logró resolver en el comité de candidaturas. Al final el rompecabezas se ajustó así: el PCA cedió la cabeza de la lista, pero situó como número dos a Marina Segura en vez de a Granada Santos, del sector gasparista de Izquierda Abierta, el más descontento por la solución.

Si Gordillo es elegido, como pronostican las encuestas, deberá dejar la alcaldía de Marinaleda, que ostenta desde 1979, siempre que la ley andaluza que hace incompatible ser regidor y parlamentario no sea suspendida por el Constitucional, como pretende el PP. En declaraciones a Público, Valderas criticó este sábado que desde el PSOE se haya trasladado a Cayo Lara la idea de que Gordillo abre la puerta a un escenario similar al extremeño. 'Se equivocan si quieren trasladar aquí sus problemas internos. Actuaciones así reafirman nuestra fortaleza', afirmó Valderas.

Valderas, sobre los problemas internos: 'Se superarán. Hay un proyecto común'

Aparte de Sevilla, el otro escenario conflictivo es Córdoba, donde la número uno será Alba Doblas, afín al secretario general del PCA, José Manuel Mariscal, enfrentado al líder provincial de IU, Francisco Martínez, que ha anunciado su dimisión. Valderas admitió que la situación es 'complicada' pero se mostró convencido de que 'todo se superará'. 'En el seno de IU, desde la discrepancia, hay grandeza y altura de miras. En Córdoba habrá campaña electoral y todos sumaremos. Tenemos un proyecto común de lucha contra las agresiones a los trabajadores y contra los recortes', dijo.

El Consejo Andaluz también eligió este sábado a todos los números dos de las listas salvo el de Córdoba, donde Valderas pretende que sea Manuel Baena, exalcalde de Puente Genil, que aún no ha dado el sí.

El grupo de IU en la última legislatura tuvo seis miembros, todos hombres. Diego Valderas pretendía poner ahora a mujeres en la mitad de las cabezas de lista. Al final serán cinco hombres y tres mujeres. En 2008 sólo hubo una mujer y no salió. Valderas aseguró este sábado a Público que si tras las elecciones no hay suficiente presencia femenina, estudiará 'medidas de rectificación'. ¿Se refiere a dimisiones de parlamentarios hombres para hacer hueco a mujeres y garantizar así una mayor paridad? 'Abriríamos una reflexión', respondió Valderas.

Repiten como cabezas de lista Valderas (Huelva), Ignacio García (Cádiz), José Antonio Castro (Málaga) y Sánchez Gordillo (Sevilla), que ya son parlamentarios, y Rosalía Martín, coordinadora en Almería, que volverá a intentarlo. En Jaén, con el alcalde de Canena, Juan Serrano, y en Granada, con Carmen Pérez, edil de Chauchina, cambian los números uno. También cambia en Córdoba, donde lidera la lista Alba Doblas, exconcejal en Córdoba. Las listas, por ley, son cremallera.

Valderas ha fijado como objetivo mínimo lograr un escaño por provincia, aunque afirma que aspira a dos en Sevilla, Málaga, Cádiz y Córdoba. Si repitiera sus resultados de 2008, el grupo quedaría con cuatro hombres y dos mujeres (Granada y Córdoba).