Público
Público

Un discurso a dos velocidades

El PP nacional y el vasco lanzan mensajes contradictorios sobre el fin de ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Habrá cuestiones de las que se podrá hablar y otras de las que no', porque 'con una banda terrorista no se puede negociar su fin, lo que hay que hacer es exigirle que se disuelva'. Son unas palabras pronunciadas ayer por Borja Sémper, presidente de los conservadores de Gipuzkoa y uno de los hombres fuertes del equipo de Antonio Basagoiti, líder del PP de Euskadi, tras el portazo de María San Gil en 2008.

Estas declaraciones la inclusión de la expresión 'hablar' modulan el discurso del PP nacional, ese que apunta a que lo único que tiene que hacer la banda terrorista es dejar las armas y pedir perdón a las víctimas. Y van en la línea del PP vasco de insistir en la idea de que, pese a las dudas que despierta en algunas fuerzas políticas en Euskadi, la llegada de Mariano Rajoy a la Moncloa en el supuesto de ganar las generales de noviembre no supondrá un obstáculo en el proceso de paz.

El PP vasco dice que 'habrá cuestiones de las que se podrá hablar con ETA'

Por eso, Sémper, en la línea marcada por Basagoiti hace unos días, insistió ayer en Radio Euskadi en que su partido a nivel nacional 'está dispuesto a participar en la gestión del final de ETA'.

Pese a los matices que distancian ambos discursos, fuentes de la dirección del PP vasco aseguraron ayer a este diario que la unidad de la formación en esta materia es 'inquebrantable'. 'Primero se deja de matar y luego se hablará de las cuestiones técnicas que haya que abordar', precisaban ayer en el entorno del líder de los conservadores de Gipuzkoa.

Hace justo una semana que la dirección nacional del PP se sobresaltó al ver en los periódicos una fotografía en la que su portavoz en el Ayuntamiento de San Sebastián, Ramón Gómez Ugalde, y el edil Iñigo Arcauz brindaban con el alcalde de la localidad. La imagen no habría tenido mayor relevancia si el regidor municipal, Juan Karlos Izagirre, no perteneciese a Bildu. Y si Antonio Basagoiti no le hubiese negado con anterioridad el saludo durante las fiestas de Vitoria.

El partido, 'dispuesto a participar en la gestión del final' de la banda

La escena provocó un malestar indisimulado en la dirección nacional del PP. El propio Gómez Ugalde convocó una rueda de prensa para insistir en las disculpas en la que se vio obligado a recordar que la mayor parte de los 19 años que lleva en política lo ha hecho con escolta. Basagoiti también salió en su defensa.

Ayer, quizá por esta imagen, Sémper fue cuestionado sobre si su formación mantiene contactos con Bildu. Respondió que hablan 'todos los días' con la coalición en las Juntas Generales y en el Ayuntamiento de San Sebastián, pero que no existen otros contactos más allá de los institucionales.

DISPLAY CONNECTORS, SL.