Público
Público

Aquellos discursos subidos a un coche

Activistas recuerdan las primeras marchas del colectivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una Gran Vía con música atronadora y llena de gente, un discurso sobre una furgoneta, unos padres que acuden a un acto para apoyar a su hijo. Las manifestaciones del Orgullo Gay de los últimos años en distintas ciudades han dado para muchas anécdotas. Sus protagonistas, activistas de los derechos del colectivo, aún se emocionan al recordar la cara que se les quedaba a muchos ciudadanos que, por primera vez, veían desfilar a miembros del colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales.

La época con el Gobierno de José María Aznar fue la más reivindicativa

A mediados de los años 90, un veinteañero asiste a su primera manifestación en Valencia a favor de los derechos de los homosexuales. Está nervioso, es la primera marcha de este tipo a la que acude y, además, es el coordinador. De repente, alguien le toca en el hombro: son sus padres, que han acudido, de sorpresa, a apoyarle. Aquel veinteañero es hoy el presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). Toni Poveda aún se emociona cuando se acuerda de ese día. 'Fue el regalo más bonito que pudieron hacerme mis padres', resume. Elige esa protesta, en la que era un desconocido, como la más importante de su vida.

Boti García Rodrigo, histórica activista lesbiana y responsable de relaciones institucionales de la FELGTB tiene otro momento mítico guardado en su retina. A finales de los años 90, ella era presidenta de la asociación de apoyo al colectivo COGAM y Pedro Zerolo de la FELGTB. Eran los años de la llamada por los defensores de los derechos humanos 'travesía del desierto'. Al frente del Gobierno estatal estaba José María Aznar (PP), defensor de la familia tradicional y poco propenso a conceder avances sociales a lesbianas y gays.

'En esa manifestación, Zerolo y yo leímos el manifiesto final en la Puerta del Sol. Nos encaramamos a una furgoneta, había unos bafles de sonido... Otro año ya pusieron un estrado, otro se fue sofisticando... Pero ese año lo recuerdo muy emocionante. Gritábamos: '¡Esta batalla la vamos a ganar!', relata García, que dice que se le pone la 'piel de carne de gallina' al recordarlo. Y como muestra enseña su brazo, efectivamente, con los pelos de punta.

Antonelli: 'Saludábamos a la gente: ¡Mamá, estamos aquí!

La reivindicación del Orgullo ha estado presente en todas sus ediciones, pero en las últimas su carácter lúdico y festivo ha tomado protagonismo. La artista transexual Deborah Ombres elige la fiesta del Europride de 2007. Este desfile, que cada año se celebra en una ciudad europea, tomó ese año las calles de Madrid. 'Fue impresionante. Había muchísima gente en la Gran Vía, música, mucha fiesta. Lo vi desde un balcón, y con tanta gente mejor no estar abajo', señala Deborah, que este año interpreta la canción-himno del Orgullo de Madrid.

Otra activista mítica del movimiento transexual, Carla Antonelli, se remonta más atrás. A la primer manifestación que se celebró en Madrid, en 1977. 'Acudimos poquísimas personas, éramos cuatro gatos. Íbamos por el templo de Debod, saludando a la gente que nos veía desde los balcones. Y les decíamos: '¡Mamá, estamos aquí!', recuerda Antonelli. Más de 30 años después, ya no son cuatro gatos los que acuden a la manifestación del Orgullo Gay. Para el desfile del 3 de julio en Madrid, los organizadores esperan una asistencia de un millón de personas.