Público
Público

El disparo de Froilán, caso cerrado

La jueza archiva la investigación contra Jaime de Marichalar porque no aprecia imprudencia grave en los hechos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Judicialmente el accidente del nieto del rey es un caso cerrado. Apenas una semana ha durado la investigación abierta por la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Soria. Ha decidido guardar el caso en un cajón. Y de ahí no volverá a salir. Por lo que Jaime de Marichalar no se verá expuesto a ningún tipo de sanción por el tiro que se pegó su hijo en el pie con una escopeta en la finca familiar de Garray.

La juez ha decidido archivar el proceso abierto contra Marichalar al no apreciar imprudencia grave en el accidente que sufrió su hijo, Felipe Juan Froilán, el pasado día 9 al dispararse en el pie con una escopeta en la finca familiar de Garray.

En el auto, la juez explica que los hechos, 'si bien pudieran ser constitutivos de una falta cometida por imprudencia, están sometidos al régimen de denuncia previa de la persona agraviada o de su representante legal o, en su caso, del Ministerio Fiscal, al ser el perjudicado menor de edad', por lo que faltando ese requisito y tratándose de una 'falta privada', procede acordar el archivo. 

El procedimiento podría ser reabierto si en los próximos seis meses el perjudicado -el propio Froilán-, sus representantes legales o el Ministerio Fiscal presentan una denuncia. La resolución de archivo, además, puede ser recurrida en los próximos tres días.

Fuentes de la Guardia Civil han asegurado a Efe que una vez que se han archivado las diligencias penales corresponde ahora a la Subdelegación del Gobierno en Soria imponer la sanción administrativa que corresponda, previsiblemente por una falta de diligencia en la custodia de arma de fuego. Antes de proponer la sanción contra el exmarido de la infanta Elena, la Subdelegación del Gobierno podrá solicitar al instituto armado que aporte más pruebas sobre las circunstancias del suceso. 

La investigación abierta intentaba aclarar si Jaime de Marichalar, responsable en el momento del accidente de su hijo, había incurrido en una falta grave contemplada en el Reglamento de Armas. Y es que éste contempla multas de entre 300 y 6.000 euros para aquellas personas que permitan a menores de 14 años utilizar armas de fuego, ya que es la edad mínima requerida para contar con una licencia.

Este sábado, el exmarido de la infanta Elena acudió a prestar declaración por los hechos a la Comandancia de la Guardia Civil de Soria, a petición del juzgado. En la misma, que duró aproximadamente dos horas, Marichalar cambió su declaración inicial en la que aseguraba que el disparo en el pie de Felipe Juan Froilán se produjo mientras realizaban prácticas de tiro. Esta vez, su versión ante la Guardia Civil fue que el tiro se había producido mientras limpiaban las armas para guardarlas.

Previamante, la Inspección de Armas de la Guardia Civil había inspeccionado la finca de los Marichalar y ha realizado una minuciosa reseña fotográfica del lugar del suceso, una zona al aire libre utilizada para la práctica del tiro al plato e intervino la escopeta con la que se hirió el nieto mayor de los reyes.

Felipe Juan Froilán ya se encuentra en su casa después de que el domingo abandonara el hospital Quirón tras recibir el alta hospitalaria, en el que llevaba ingresado desde el pasado día 9 tras producirse la herida en el pie derecho.

Un día antes de recibir el alta fue sometido a una cura y un autoinjerto bajo anestesia general para resolver un problema de riego sanguíneo en el dedo afectado.

A partir de ahora, el nieto mayor de los reyes deberá seguir la rehabilitación y el resto del tratamiento pautado en su domicilio, si bien habrá de volver al hospital para el correspondiente seguimiento, según señala el informe médico de alta hospitalaria, firmado por los doctores de este centro Javier Albiñana y Juan Carlos López Gutiérrez.

El informe médico concluía con el diagnóstico del paciente: 'Herida dorsoplantar en antepie derecho con fractura multifragmentada de la base de la falange proximal del segundo dedo, con componente vascular aparentemente resuelto'.