Público
Público

Disturbios en Murcia por otro tijeretazo a los funcionarios

La Policía impide el acceso de centenares de manifestantes a la Asamblea, que aprobó el recorte. Miles de personas se congregaron frente al domicilio del presidente Valcárcel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Asamblea Regional de Murcia aprobó con los votos del PP la Ley de Medidas Extraordinarias para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas, que pretende reducir en 300 millones de euros la deuda de la comunidad autónoma. La iniciativa ha provocado en los dos últimos días manifestaciones y disturbios en los que han participado miles de empleados públicos, que se oponen frontalmente a los planes del Gobierno regional que preside el conservador Ramón Luis Valcárcel. Los sindicatos entienden que el recorte es 'un golpe de Estado ejecutado a traición por el PP'. Mientras, desde el ejecutivo regional se justifica el tijeretazo en 'la política de abandono de Zapatero hacia Murcia'.

El miércoles por la noche diez mil personas cercaron el domicilio del presidente Valcárcel en la Gran Vía, que no pudo asistir a recoger un premio. Esa misma noche, fueron zarandeados e insultados tres dirigentes conservadores, el senador Pedro Manuel Hernández, el secretario general de Presidencia, José Gabriel Ruiz, y el presidente del PP de Calasparra, Arturo Jiménez, que terminaron refugiándose en la iglesia de Santo Domingo, en el centro de la ciudad.

Las protestas continuaron ante la Asamblea Regional en Cartagena, donde 5.000 trabajadores lanzaron huevos contra los diputados que accedían al edificio para luego intentar entrar al grito de 'Somos mayoría, queremos entrar'. Estos fueron repelidos por la Policía Nacional, que utilizó porras y bolas de goma para impedir el asalto de los funcionarios. Los enfrentamientos se saldaron con un trabajador herido con una brecha en la cabeza. La multitud portaba pancartas con leyendas como 'Diputados, bajaros vosotros el sueldo' o 'Valcárcel, capullo, baja el sueldo tuyo'. Las movilizaciones continuarán a partir del próximo lunes ante el palacio del presidente.

El PP pidió la dimisión del delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, a quien acusó de 'imprevisión e incompetencia'. Reclamó que los autores de las agresiones sean expulsados de los sindicatos y criticó a la candidata socialista para las próximas elecciones autonómicas, Begoña García Retegui, por ir a las concentraciones.