Público
Público

Doce detenidos por prostituir a una niña en un pueblo de Badajoz

La menor huyó de Madrid con su novio, quien comenzó a explotarla sexualmente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Guardia Civil ha detenido en la provincia de Badajoz a 12 personas acusadas de retener y explotar sexualmente durante dos meses a una niña de 14 años que huyó en octubre de su casa en Madrid. Entre los arrestados, está el novio de la víctima, un joven rumano de 22 años y con antecedentes por robo, quien la embaucó para que abandonara su domicilio en el barrio de Serrano, una de las zonas acomodadas de la capital, y se fuera a vivir con él a Arroyo de San Serván (Badajoz). Al poco de llegar, el novio la obligó presuntamente a prostituirse.

Otro de los detenidos, D.C., ex concejal de 55 años y vecino del pueblo que supuestamente pagó por mantener relaciones con ella y que se encontraba en libertad con cargos, se suicidó de un tiro con su escopeta de caza tras saltar a la luz pública el caso, según confirmaron fuentes de la Policía Local. El cadáver fue hallado en su domicilio por su hermano sobre las seis de la tarde.

La víctima, de 14 años, era ofrecida a los vecinos por 30 o 40 euros

La trágica historia se remonta a septiembre, cuando la menor y un joven rumano 'bien parecido', según lo describen los vecinos de la localidad pacense, iniciaron una relación en Madrid. Un mes después, el hombre propuso a la chica huir de su casa para instalarse junto a él en Arroyo de San Serván, un municipio de 4.000 habitantes cercano a Mérida. Ella aceptó.

La menor empezó a vivir entonces en una casona de dos plantas situada en el número 71 de la calle La Sierra de esta localidad, donde ya residían hacinadas una treintena de personas más, todos ellos rumanos. Sin embargo, la supuesta historia de amor entre la niña y el joven cambió pronto de signo. Al poco tiempo, este la obligó a prostituirse, supuestamente con la ayuda de otros habitantes de la casa. Estos empezaron a ofrecer a algunos vecinos de la localidad encuentros sexuales con ella a cambio de 30 o 40 euros.

Su cautiverio tocó a su fin a comienzos de diciembre. La Guardia Civil, que había recibido la denuncia de la familia de la menor tras la desaparición de esta, sospechó que el novio de la joven se encontraba en este pueblo pacense y pidió la colaboración de la Policía Local del municipio para confirmarlo.

Un acusado de pagar para tener sexo con la chica se suicidó

A primera hora de la mañana del 4 de diciembre, uno de los agentes locales acudió a la vivienda de la calle La Sierra y pidió a sus ocupantes hablar con la niña. Cuando esta, 'asustada y muy delgada', según destacaron a Público fuentes de este cuerpo policial, se presentó en la puerta, el policía le ordenó meterse inmediatamente en el coche para llevarla hasta el cuartel de la Guardia Civil.

Las posteriores declaraciones de la menor provocaron la cascada de detenciones. Así, han sido arrestados siete ciudadanos rumanos, entre ellos el novio, acusados de retener y explotar sexualmente a la menor. Otros cinco, todos ellos vecinos de la localidad, fueron arrestados por pagar para mantener relaciones sexuales con la menor.