Público
Público

El dolor de la guerra, en megabytes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Apellido: Aguilar. Último domicilio conocido: Barcelona. Buscar. Cuatro resultados, con nombre y apellido completo. El primero de ellos, Gabriel Aguilar Falcó, nació en 1935 y murió en un bombardeo en mayo de 1937. Su breve paso por la vida no es ningún tabú familiar; puede consultarse en la base de datos sobre víctimas de la Guerra Civil que presentó hoy el Govern.

La nueva herramienta de la memoria histórica catalana lleva por nombre El coste humano de la guerra civil y consta de 40.000 nombres: catalanes muertos durante el conflicto bélico y personas de otras procedencias que fallecieron en territorio catalán. En los próximos meses, la base de datos se ampliará hasta cerca de 65.000 personas, en el que es hasta la fecha el esfuerzo más riguroso por conocer a las víctimas mortales que la guerra dejó en Catalunya. 'Hasta ahora, todos los pueblos catalanes saben quiénes eran Los caídos por Dios y por la patria. Ahora, también conocerán a los caídos por Catalunya y la democracia', explicaba hoy Josep Maria Roig, director del Centre d'Història Contemporània, que resaltaba que están censadas las víctimas de ambos bandos.

La investigación arrancó en 1985 buscando información oral en los pueblos e incluye datos obtenidos en registros, juzgados, parroquias, hospitales o depósitos de cadáveres. Sólo aquellos cuya muerte no está acreditada documentalmente constan como desaparecidos, aunque 'son una minoría', aseguró Roig. Los ciudadanos podrán consultar esta información y quienes puedan acreditar ser familiares de la víctima, tendrán acceso a un fondo confidencial en que conocerán información sobre las circunstancias de la muerte o podrán ver fotografías.

'Un país sin memoria no es un país normalizado', aseguraba hoy el vicepresidente del Govern, Josep-Lluís Carod-Rovira, que añadió que el proyecto pretende 'devolver el nombre a cada víctima'. Podrá conocerse así la historia del desaparecido Ignacio Aguilar Felez (militar turolense, nacido en 1915), Román Aguilar Sánchez (muerto en el frente a los 33 años) o Antonio Aguilar Tiñena, casado, muerto a los 31 víctima de la violencia en la retaguardia.