Público
Público

Dorribo intenta rebatir al perito con unos garabatos

Declara ante el Supremo y presenta una cuartilla escrita a mano por un socio como prueba del supuesto soborno al exministro José Blanco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El empresario Jorge Dorribo presentó ayer ante el Tribunal Supremo una cuartilla con cinco cifras anotadas a mano para intentar rebatir el informe pericial que tumba su versión sobre supuestos pagos realizados al exministro José Blanco a cambio de favores para sus empresas. Dorribo, imputado en el caso Campeón, consiguió salir de la cárcel en libertad condicional después de contar a una jueza de Lugo que había pagado 200.000 euros a Blanco a través de una sociedad andorrana. El informe pericial de Hacienda concluye, sin embargo, que aunque esa transferencia existió, su destino fue el pago de las deudas de una farmacia que el empresario gallego había adquirido.

En contra del criterio de la Fiscalía, la jueza de Lugo Estela San José envió al Supremo el 3 de noviembre pasado la parte de la investigación que afecta a Blanco, sin esperar al informe pericial. El Alto Tribunal decidió investigar al exportavoz del Gobierno, quien declaró ante el juez instructor, José Ramón Soriano, el pasado 26 de enero. Ayer le tocaba el turno a Dorribo. El empresario respondió a las preguntas del juez, el fiscal y la defensa de Blanco y su primo, Manuel Bran, durante casi tres horas.

El informe pericial concluye que el dinero no acabó en manos de Blanco

A la salida, evitó hacer declaraciones pero su abogado, Ignacio Peláez, aseguró que su cliente había rebatido al perito de Hacienda 'documentalmente'. Ese documento aportado, según informaron a Público fuentes jurídicas, es una cuartilla con el membrete de Arthotel, establecimiento de Andorra la Vella, en el que el gerente de Salut d'Innovació, la empresa aludida, habría anotado a mano cuatro cantidades y la suma resultante, 521.000 euros, debajo. Junto a los dos primeros sumandos se repite lo que parece una misma palabra, ilegible en cualquier caso. De las dos cifras siguientes, 140.000 y 145.000 euros, salen sendas flechas hacia unas letras que parecen ser 'J. B'.

Dorribo ha declarado en cuatro ocasiones ante la jueza de Lugo, variando en cada testimonio las cifras de los supuestos pagos a Blanco. Durante su declaración de ayer, repitió la versión del encuentro en una gasolinera y el pago al primo del exministro quien declara hoy en el Supremo de 200.000 euros en un sobre. A preguntas del fiscal dijo que la entrega del sobre se hizo en presencia del director general de Cofares, José Antonio López, pero al final de la declaración, cuando las preguntas las hacía el abogado de Bran, se corrigió asegurando que López no llegó a ver cómo el sobre cambiaba de manos.

Dorribo afirma que un testigo presenció la entrega del sobre y después se desdice

El informe pericial incorporado a la causa afirma que a Andorra llegaron 511.000 euros el 2 de febrero de 2011 a través de una transferencia, un cheque y dos ingresos. Y concluye: 'Ninguno de esos importes fue enviado de vuelta a España en esas fechas para posibilitar otros pagos en territorio español'. Ayer, ante el juez instructor José Ramón Soriano, Dorribo dijo que de los 200.000 euros entregados supuestamente a Blanco, 150.000 salieron de su casa y otros 50.000 de la caja de su empresa. Ante la jueza de Lugo declaró que había transferido 150.000 euros de una cuenta en el banco Credit Andorra a otra de Salut d'Innovació para que constara 'de cara a los socios'.

En su relato ante el juez, el empresario añadió que ya en el coche del ministro este le dijo que estuviera tranquilo porque había 'tocado' a la persona idónea para conseguir unas adjudicaciones que nunca se materializaron. También dijo no recordar fechas y que si no mencionó a Blanco en su primera declaración fue porque sufrió dos amagos de taquicardia.