Público
Público

Dragó pierde una plaza con su nombre por machista

El PSOE de Madrid quiere denunciar al autor al Defensor del Menor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ayuntamiento de Aljaraque (Huelva), gobernado por el PSOE, aprobó ayer en pleno por unanimidad cambiar el nombre de la plaza dedicada al escritor Fernando Sánchez Dragó por el de plaza de la Siesta, el nombre que los vecinos le han dado tradicionalmente al enclave. El alcalde, José Martín, explicó a Público que se elaboró la propuesta debido a 'la agresión imperdonable [de Sánchez Dragó] a la mujer, con lo que nos está costando llevar adelante las políticas de igualdad. Es un ejemplo nefasto para la juventud y nos parecía indigno que Aljaraque tuviera una calle dedicada a este señor'.

Dragó está vinculado a Aljaraque por su tío abuelo, según Martín. El nombre de la plaza se lo impuso la anterior corporación municipal, dirigida por el PP, que esta vez votó a favor del cambio de denominación. El Ayuntamiento de Estepona (PSOE) también prepara retirar su nombre de una calle, que fue aprobado por el GIL.

El escritor, que ayer fue entrevistado por los lectores de El Mundo.es, manifestó que todo este episodio, al principio, le había divertido, pero que 'ahora no tanto. Estoy indignado, asqueado y también dolido por la actitud de tantas personas que se dedican a juzgar a un semejante por algo que no han leído. Y que, en muchos casos, no digo en todos, se expresan así movidos por la envidia, la hiprocresía y el puritanismo'.

En la entrevista, un lector le pregunta por qué ha reculado, cuando no ha existido delito alguno, y Sánchez Dragó cuenta de nuevo el episodio sexual de Japón con dos supuestas menores de 13 años de edad, que lo ha situado en el ojo del huracán.

Esta vez, tras jurar 'por su honor' (en respuesta a otra pregunta) que nunca ha mantenido relaciones sexuales con menores de 18 años, lo describe así: 'Lo cierto es que no lo hice. Hubo coqueteos, hubo toqueteos superficiales, ellas me llevaron por la calle de la amargura, no yo a ellas. Quise, efectivamente, ligar con ellas, ya que parecía como si ellas también quisieran ligar conmigo. Y por eso les pedí el teléfono. Me lo dieron. Llamé al día siguiente. Con lo cual mis intenciones eran obvias. Pero era un teléfono falso. Pero sí, insisto, tiene usted razón. Quizá, aunque la segunda versión sea más cierta que la primera y sólo para dar en la cresta a los liberticidas hipócritas, no debería haber reculado'.

El PSOE incrementó ayer la presión sobre el autor, que es hijo adoptivo de Soria desde 1992. El portavoz socialista en la comisión de Radio Televisión en la Asamblea de Madrid, Juan Antonio Ruiz Castillo, lo llamó 'juntaletras subvencionado', lo tachó de 'pederasta confeso' y afirmó que lo van a denunciar al Defensor del Menor. Además, reiteraron su solicitud a Telemadrid de que retire su programa de la parrilla.

Ruiz Castillo tildó el espacio de Dragó de 'programucho con un audiencia del 1,45%' y agregó: 'Es inviable que una tele publica o privada mantenga un programa con esa audiencia'.

'Deben ustedes reclamó a la Comunidad de Madrid retirar ese programa por respeto a los madrileños o por la baja audiencia'.