Público
Público

Duran llama al orden al sector soberanista de CiU

Insta a Convergència a no rebasar lo fijado en el programa electoral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

CiU lo ve cerca. Los nacionalistas tocan con las yemas de los dedos el retorno a la Generalitat. La peor encuesta electoral publicada, recordaba ayer Josep Antoni Duran i Lleida, es 'excelente'. Ninguna les sitúa por debajo de los 55 escaños de un total de 135, siete más de los que tiene ahora. Pero quedan casi tres meses para que los catalanes pasen por las urnas y la federación no puede cometer 'errores'. Por eso, Duran apeló ayer a quien él considera un foco de problemas, el sector soberanista de Convergència. Les instó a no moverse de la hoja de ruta aprobada para no frustrar el triunfo de su candidato Artur Mas.

El número dos de la federación y líder de Unió intervino ayer en el consejo nacional conjunto de CiU, que aprobó el programa electoral del 28 de noviembre. Un programa en el que su formación también ha estado muy implicada y que rebaja el tono soberanista de CDC y de Mas de los últimos años. Si bien el documento aprobado por unanimidad se refiere al derecho a decidir, que hace tres años que la federación abrazó, su ejercicio queda limitado a cuestiones como las infraestructuras o, si sirve para reforzar la posición catalana, el concierto económico.

El líder de Unió dice que Montilla busca ganar llevando a Mas a los juzgados

Duran, que siempre ha rechazado de plano las propuestas soberanistas y es partidario de la implicación nacionalista en la gobernabilidad del Estado, afirmó que 'cuanto menos cosas digamos que vayan más allá de la hoja de ruta que nos hemos dado [el programa electoral], mejor'. 'Esto es lo que hemos acordado y no hay que ir más allá', zanjó ante los cuadros de la federación. En el capítulo de errores, Duran incorporó el viernes las palabras del eurodiputado Ramon Tremosa, que creó una agria polémica al incardinar a José Montilla en el franquismo.

Duran afirmó que la 'prioridad' de CiU en campaña debe ser dar respuesta a la crisis. Pero admitió, eso sí, que el tema nacional, que se perfila como dominador del debate, no se puede 'obviar'. En este sentido, afirmó que las propuestas acordadas por CDC y por Unió 'ya son justas y están encima de la mesa' y por eso invitó a huir de los debates que, sobre este asunto, plantean otros, en referencia a las formaciones independentistas.

El candidato avisa de que la izquierda volverá a pactar si suma diputados

El portavoz de CiU en Madrid aseguró que el tripartito no ha hecho 'políticas de Estado catalán' que hagan avanzar el país y que eso sólo pueden hacerlo ellos. Tras asegurar que tanto los sectores económicos como la banca confían en CiU para salir de la crisis, incluso hizo una referencia a los presuntos casos de financiación ilegal que, por su relación con Fèlix Millet y el Palau de la Música, asedian a sus socios de CDC. 'Artur, intentarán que pierdas las elecciones e incluso irán a los juzgados', aseguró tras dar a entender que Montilla apura la legislatura a la espera de que el juez del caso Palau abra pieza separada sobre las cuentas de los nacionalistas, acusados de cobrar millonarias comisiones de las constructoras.

Mas tomó la palabra con poco que añadir. Instó a los suyos a no relajarse y, trazando un símil futbolístico, afirmó que incluso los mejores equipos, con los mejores jugadores y cuando lo tienen todo de cara, 'pueden perder'. Y más si ante sí CiU tiene a un Tripartito 'que si suma se volverá a coaligar'.

Ante los emplazamientos del PSC y ERC a que defina su independentismo, recordó que hay que reparar las 'vías de agua' porque si no, aseguró, 'el barco se hunde'. Rechazó que Montilla le interpele sobre este asunto cuando este aún no se ha definido en asuntos como la reforma laboral, tramitada por Celestino Corbacho, fichaje estrella del PSC, y que rechazan frontalmente sus socios de ERC e ICV.

Mas sí afirmó que, 'ante una España que no quiere ser cambiada', Catalunya tiene derecho 'a no renunciar a nada'. Pero antes que crear un Estado 'que podría ser artificial', hay que 'fortalecer' la nación sacándola de la crisis y con un Govern 'capaz'.

Autogobierno

El derecho a decidir queda fijado en el programa de CiU, pero la prioridad es que Catalunya tenga un gobierno 'fuerte' que no dependa 'de ningún partido español'. Apuestan por una ley de consultas para sortear la autorización estatal para realizar referendos.

Administración

La federación propone racionalizar la Administración y limitar la acumulación de cargos ejecutivos y hacer públicas todas las retribuciones. Plantea además una conselleria de Exteriors.

Familia

Apuestan por cambiar el calendario y los horarios escolares para permitir la conciliación y por extender conciertos. Premiarán fiscalmente a quien disponga de mutua privada de salud.

Infraestructuras

Impulsarán el cuarto cinturón de Barcelona y retiraran el límite de 80 por hora en sus entradas.