Público
Público

EA allana el camino a Patxi López para ganar las elecciones vascas

El PNV rechaza los "cálculos electoralistas" y afirma que su aún socio no será un adversario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La decisión de Eusko Alkartasuna de no acudir en coalición con el PNV en las elecciones autonómicas del próximo mes de marzo acerca más al Partido Socialista de Euskadi a su meta de convertirse en la lista más votada.

La formación liderada por Patxi López prefiere guardar silencio, al menos hasta conocer más datos sobre las intenciones de EA en la comparecencia pública anunciada para este miércoles por su presidente y candidato a lehendakari, Unai Ziarreta, y el hombre fuerte de esta formación en el Gobierno vasco, Joseba Azkarraga.

No obstante, es evidente que con la renuncia de EA la ventaja que ostenta el PNV sobre el PSE-EE desde los comicios de 2005 se reduce. En aquella ocasión, la coalición nacionalista obtuvo el 38,6% de los votos, mientras que el PSE-EE sumó el 22,6%. El número de sufragios que pudo aportar EA es una incógnita, pero cabe recordar que su peso real no ha ido más allá del 8% en todas las citas con las urnas a las que ha concurrido en solitario desde 1998. La última vez fue en las generales de 2007, cuando sumó el 4,5% de los sufragios.

El PNV se niega a echar mano de la calculadora para hacer, al menos en público, un 'cálculo electoralista' sobre qué puede suponer la decisión de EA. El presidente nacionalista, Iñigo Urkullu, manifestó ayer que la postura de su aún socio 'es respetable' y 'una pena', pero no quiso ir más allá sobre sus consecuencias: 'Entiendo que a la sociedad lo que debe preocuparle es el proyecto. No me preocupa lo que pueda ser si una formulación en solitario, o no, ofrece una oportunidad, una ventaja o una desventaja respecto a otros partidos políticos'.

Iñigo Urkullu sugirió, eso sí, que la negativa de EA no tiene por qué condicionar posibles pactos de gobierno tras los comicios de marzo. 'Las fórmulas de futuro serán en función de los resultados electorales, y yo no seré quien hable hasta que se sustancien las elecciones y se vean los resultados', afirmó, tras insistir en que EA no será 'el adversario político', ni aunque formase una coalición con otro partido.

Fuentes de EA consultadas ayer insistieron en que su propósito es presentarse en solitario, en alusión al “rumor” que circula desde hace dos meses sobre su paso a una coalición electoral soberanista con sensibilidades de la izquierda abertzale. Un portavoz de Aralar dijo también que “todo eso es ciencia ficción”.

Apenas 24 horas después de que la Ejecutiva Nacional de EA anunciara su decisión de no ir en coalición con el PNV, se le encendió el primer fuego en su seno. La Ejecutiva de Guipúzcoa –precisamente el territorio donde EA tiene más peso en el País Vasco– hizo público un comunicado en el que aseguraba que “no comparte” la decisión de la dirección de Ziarreta, además de considerarla 'un grave error político' y negar que fuera consultada con las bases.