Público
Público

El Ecce Homo de Borja se convierte en centro de peregrinación

El alcalde de la localidad, Francisco Miguel Arill, asegura que se han acercado a la ciudad incluso desde otros países para fotografiarse con la obra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de ciudadanos han participado hoy en la romería al santuario de Nuestra Señora de la Misericordia de Borja y decenas de ellos han tenido que guardar cola en su iglesia para fotografiarse con la pintura del eccehomo 'restaurado', que ha dado ya la vuelta al mundo. La expectación era indudablemente mayor a la de otros años, por la presencia de numerosos medios de comunicación, algunos extranjeros, pero también de muchos curiosos que han querido inmortalizar su imagen junto a la obra.

Los vecinos de la localidad aragonesa de Borja han manifestado su 'más absoluto apoyo' a la autora de la 'restauración', Cecilia Giménez, una anciana de 81 años a la que todos tienen como 'una muy buena persona' que hizo la intervención en la pintura de 'muy buena fe' y 'con la mejor intención del mundo', y que ahora se encuentra con un ataque de ansiedad.

Los vecinos de Borja arropan a la autora de la 'restauración', que se encuentra con ansiedad

Tanta ha sido la expectación provocada, que el Ayuntamiento de Borja ha contratado para la jornada de hoy a un guardia de seguridad y ha colocado un cordón a un metro y medio de la pintura, para salvaguardar su estado y evitar que los curiosos se acerquen demasiado, como si se tratase de la mismísima 'Gioconda' o de 'La Maja Desnuda'.

El alcalde de Borja, Francisco Miguel Arilla, ha explicado que desde el jueves se está acercando mucha gente al santuario, procedente incluso de otros países, que vienen hasta aquí para ver lo que una anciana ha hecho 'con todo el cariño del mundo' en 'una obra pequeña y sin valor, que no está ni catalogada'.

El alcalde asegura que en el Ayuntamiento son 'muy escrupulosos' con el patrimonio

'Se trata de un accidente que ha ocurrido en una obra' de la iglesia, ha insistido el alcalde, al tiempo que ha querido manifestar que en el ayuntamiento son 'muy escrupulosos' con el patrimonio con el que cuentan e incluso tienen un equipo de restauradores que les asesora.

Ese grupo es el que el próximo lunes estudiará el estado en el que se encuentra el eccehomo y las posibles soluciones, una cita que ya ha suscitado el interés entre decenas de medios de comunicación, nacionales e internacionales, que han trasladado al alcalde su intención de desplazarse hasta el santuario para cubrir la noticia.

'A Cecilia se le da mejor el paisaje', declara una de sus amigas

Sin duda, la restauración de la pintura y Cecilia han sido los temas de conversación más habituales durante la jornada festiva, y aunque en unos casos se criticaba a los medios de comunicación y a los periodistas por la transcendencia dada a este hecho, en otros se celebraba lo ocurrido por la publicidad que ha conseguido la ciudad de forma gratuita.

Nadie había conseguido que la ciudad de Borja fuera portada en los periódicos de todo el mundo, ha insistido una vecina. Y por ello, todos los borjanos han dedicado un caluroso aplauso a Cecilia, una pintora aficionada a la que, sin duda, 'se le da mejor el paisaje', ha reconocido una de sus amigas.

Mientras tanto, el Ecce Homo va de camino de convertirse en un auténtico fenómeno social. Además de la constante cobertura mediática internacional, en localidades como en Madrid, una pastelería ha creado un pastel que reproduce con chocolate y frambuesa un dibujo que recrea el Ecce Homo 'restaurado' por Cecilia. El autor del dulce, Mariano Olivera, ha explicado que 'casi todos los días' preparan una crepe 'conmemorativa' y no ha querido dejar pasar esta 'interesante, llamativa y cómica' noticia 'de alcance mundial'.

El pintor murciano Luis Pérez Espinosa ha pintado un cuadro en homenaje a Cecilia Giménez, al considerar su obra como 'limpia y sincera', y se lo enviará a la anciana en un intento de realizar 'un rescate emocional' de esta mujer con la idea de que otros pintores se sumen a esta idea. El cuadro, en acrílico y óleo, se encuentra actualmente expuesto en un céntrico bar de la ciudad de Murcia y es muy comentado por los visitantes del local, en donde estará unos días antes de ser enviado a Borja. 'Si lo hubiera hecho Picaso, Dalí o Miró, tendrían blindado el cuadro. La intención es el gran lujo de esta pintura', afirma el pintor.