Público
Público

El edil socialista que se enfrentó a Pachi Vázquez

Francisco Rodríguez, con otros dirigentes socialistas, plantaron cara al líder del PSdeG.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Manuel Pachi Vázquez (PSdeG-PSOE) ha sido el último en enterarse de la detención del alcalde socialista de Ourense, Francisco Rodríguez. El candidato a la Xunta de Galicia pronunciaba esta mañana un discurso en un desayuno informativo en Santiago cuando saltó la noticia. El exministro de Justicia, Francisco Caamaño, y el exalcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, fueron los primeros en abandonar el acto. A Pachi Vázquez se lo llevaron casi en volandas minutos después para explicarle lo sucedido. Completamente desconcertado, Vázquez solo ha acertado a expresar su 'plena confianza en Paco' y en que la justicia 'ponga las cosas en su sitio'.

El arresto del regidor de Ourense, acusado de tráfico de influencias y cohecho en el marco de la operación Pokemon, se produce a sólo un mes de la celebración de las elecciones autonómicas, previstas para el 21 de octubre. Rodríguez revalidó la Alcaldía en las municipales de 2011, en unos comicios nefastos para el PSOE, salvo en Ourense. En esa ciudad, la candidatura encabezada por Francisco Rodríguez mejoró en 10 puntos los resultados históricos obtenidos cuatro años antes en un feudo tradicionalmente conservador.

Este respaldo del electorado en tiempos convulsos alentó hace unos meses a Rodríguez, junto con el alcalde de Vigo, Abel Caballero, entre otros, a plantar cara al secretario general del PSdeG. Ambos regidores promovieron entonces como alternativa la candidatura de la exministra Elena Espinosa, que finalmente salió derrotada. Desde ese momento, los intentos de acercamiento de dos viejos 'amigos', Pachi Vázquez y Paco Rodríguez, no han prosperado, baza que el PP emplea a menudo como arma arrojadiza.

'Es muy importante transmitir sintonía', señalaba a Público el alcalde de Ourense hace ahora un año. Esa 'proximidad' del regidor con sus conciudadanos y la inmediatez en la actuación judicial -que ordenó detener al regidor en su domicilio y su inmediato traslado a dependencias de la Agencia de Vigilancia Aduanera, en Pontevedra- han dejado en 'estado de shock' a los socialistas. Así lo reconocía Xosé Sánchez Bugallo, portavoz del PSdeG en Santiago, en declaraciones a la Cadena Ser. 'Es extraña la coincidencia de la detención en época de elecciones', ha señalado. Bugallo ha emplazado a no olvidar que 'todos el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario, en cuyo caso, cada uno debe asumir responsabilidades'. El Bloque Nacionalista Galego (BNG) se ha sumado a la cautela: 'Ojalá que todo se deba a una investigación judicial ordinaria y que no tenga nada que ver con las elecciones'. 'Respeto la decisión judicial y la presunción de inocencia', se ha limitado a apuntar Feijóo.

Se da la circunstancia de que el PP de Lugo pidió responsabilidades a la Fiscalía en 2006 por investigar a la Diputación provincial, en el marco de la operación Muralla, meses antes de las elecciones municipales. Otra jueza de Lugo esperó sin embargo a que se celebrasen los comicios del año pasado para detener a varios altos cargos de la Xunta de Galicia, todavía imputados en una trama de subvenciones falsas. Pretendía la magistrada evitar con ello 'influir' en el proceso electoral.