Público
Público

Eguiguren plantea una 'Constitución vasca' y el PSE le desautoriza

El dirigente socialista dice que la Carta Magna fue «más bien una pesadilla» para Euskadi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Partido Socialista de Euskadi (PSE), Jesús Eguiguren, planteó este martes una 'Constitución vasca propia' que no entre en 'contradicción con la Constitución española' y que sirva para definir otro 'marco político' en Euskadi tras el fin de la violencia de ETA. Eguiguren formuló este planteamiento, en Fórum Europa-Tribuna Euskadi, convencido de que, una vez se consolide la paz, se abrirá un escenario con las condiciones propicias para culminar 'lo que no se supo hacer' en la Transición: 'El sueño de la Constitución fue una realidad en toda España en la Transición, pero no en Euskadi, sino que más bien aquí fue una pesadilla, agravada por el terrorismo'.

El presidente del PSE apostó así por establecer con consenso un 'mecanismo' que permita a los ciudadanos vascos 'decidir ser lo que quieran en el futuro, incluso independientes'. Aunque, a su juicio, 'lo que va a ser posible el día de mañana es que pueda haber una unidad política que sea Euskal Herria y que no sea independiente ni de Francia ni de España'. Según su intervención, eso solucionaría también 'la obsesión' con Navarra: 'Pretender integrar a todo un reino [en alusión al antiguo reino navarro] en una pequeña periferia [en referencia a la comunidad autónoma vasca] es la mayor barbaridad que a uno se le puede ocurrir. Lo lógico es que, en todo caso, hubiéramos intentado lo contrario, entrar en Navarra'.

Eguiguren abordó, por otro lado, los pasos hacia la consolidación de la paz, convencido de que su partido debería romper el acuerdo con el PP vasco, que sustenta el Gobierno vasco de Patxi López, si el Ejecutivo de Mariano Rajoy actuase a 'la contra'.

Sin soslayar las diferencias en política penitenciaria, Eguiguren mostró también su preocupación por el mensaje que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, traslada continuamente, también este martes en la Comisión de Interior del Congreso, en el sentido de que hay datos para pensar que el cese de ETA no es definitivo. 'Ese no es el mejor camino', afeó el presidente de los socialistas vascos con la certidumbre de que el fin de la violencia es irreversible. La intervención de Eguiguren tuvo la contestación del PP vasco, pero también del PSE y del Gobierno vasco. El secretario general de los conservadores vascos, Iñaki Oyarzabal, exigió a López y al Partido Socialista una 'desautorización' y un 'desmarque' de lo dicho por el presidente del PSE. 'Sembrar dudas sobre las reglas de juego es un enorme error', señaló.

El portavoz del PSE, José Antonio Pastor, respondió a Eguiguren que 'el único marco que regula la convivencia' entre vascos y su 'encaje' en el Estado lo constituyen la Constitución y el Estatuto, por lo que cualquier modificación 'debe hacerse en esos parámetros'. Pastor matizó, no obstante, que si con sus palabras Eguiguren desea reivindicar la articulación de otro marco de convivencia, 'estamos de acuerdo': 'En lo que no coincidimos es en la denominación de Constitución vasca'.

El Estatuto de Gernika es 'nuestra Constitución como pueblo', dijo la portavoz del Gobierno de Vitoria, Idoia Mendia. Su reforma, agregó, debería requerir, al menos, el mismo grado de apoyo que dicho texto. Además, el Ejecutivo de López 'no está en ese estadio'. Y respecto al pacto con el PP, Mendia subrayó que aún tiene 'mucho recorrido'.

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, no valoró las palabras de Eguiguren, pero reafirmó el compromiso de su partido con la Constitución y el modelo autonómico del Estado.