Público
Público

La elección de coordinador divide al sector bisagra de IU

Madrid y Aragón quieren dar la llave a Cayo Lara, pero catalanes y baleares se oponen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hoy viernes llega otro de esos días decisivos en Izquierda Unida. Se reúnen en Madrid los popes de la Nacional II, apenas una semana antes de la celebración del Consejo Político Federal (CPF), el que designará al coordinador general. La cita es crucial también para las otras dos grandes familias: el PCE y los herederos de Gaspar Llamazares (IU Abierta). Ambas miran expectantes qué dirimirán los líderes del grupo bisagra, si apoyarán al comunista Cayo Lara, a Eberhard Grosske –promovido por los gasparistas–... o recurrirán a otra solución.

La N-II aterriza en su reunión de hoy –y ahí está el dilema– con serias discrepancias entre sus dirigentes que, si no se resuelven, podrían acabar con una fractura interna. Catalanes y baleares sintonizan más con Grosske. Madrileños y aragoneses prefieren que sea Lara quien lance primero una propuesta de dirección. Nada es trivial, ya que la N-II al completo pesaría un 22% en el CPF.

La mayoría que gobierna Madrid abotonó el martes su postura: “Creemos que quien debe formular su plan de dirección es Cayo, que para eso ganó la asamblea con un 43%; tiene su derecho”, asegura a Público Ángel Pérez, una de las cabezas visibles de la federación. “Le escucharemos, como a Grosske, y votaremos al que mejor garantice la transversalidad y la integración de todos. Cualquiera de los dos nos vale como líder, pero el problema no es de coordinador, sino de equipo y de políticas”.

Pérez exige “minimizar” eventuales fracturas de la N-II. “No defendemos la disciplina de voto en las corrientes. No es un drama que haya posiciones diversas. No votaré una cosa que no me crea ni haremos un pacto contra nadie de IU”.

Adolfo Barrena, coordinador en Aragón, camina parejo a Madrid. Otorga a Lara el “derecho” a dar el primer paso e incide en la importancia de cuadrar “toda la dirección”. Y matiza: “No ayudaremos a que haya fracturas en la N-II, y seguro que no las habrá”.

En Catalunya miran con otro cristal. Uno de sus responsables reconoce el empeño en buscar la “cohesión” de la N-II, que les llevará a “no apoyar ni a Cayo ni a Eberhard, ni tampoco avalar la abstención” y a plantear su propia propuesta de dirección. “Y no nos romperemos”, augura convencido este líder. “Buscaremos soluciones imaginativas”. Elude precisar, pero cabrían, al menos, estas dos: resucitar su candidatura, la de Joan Josep Nuet, o tantear a otros dirigentes.

Lara asegura no haber sido llamado por Madrid. Los gasparistas dicen estar cansados de que la N-II les “vacile”. “Pérez manifiesta un apoyo real a Cayo. Está bien que se sepa”, afirma una responsable.


Madrid, 10 miembros // La asamblea eligió la mitad del CPF. IU cerró este lunes el reparto de las otras 90 sillas. Andalucía añadirá 14 miembros, Catalunya, 12. Madrid suma diez, de ahí que sea tan clave ahora.

Nadie tiene el 50% // En la segunda vuelta, se prevé que el PCE tenga el 43%; los gasparistas, el 30%; y la N-II, el 22%.