Público
Público

Elena de Borbón y Jaime de Marichalar se separan

Han convenido el cese temporal de su convivencia para darse un tiempo en el que meditar sobre su futuro matrimonial. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Casa Real dio ayer por fin respuesta a una de las preguntas que más han escuchado en los últimos años. Sin enviar comunicado oficial y sin añadir más detalles, reconoció que los Duques de Lugo habían acordado el 'cese temporal' de su convivencia matrimonial. Esta separación no tiene efectos jurídicos.

Más allá de la supersticiosa fecha del anuncio, en martes 13, éste llega en un momento complicado para la Casa Real. El pasado sábado, el rey protagonizó un enfrentamiento verbal con Hugo Chávez, presidente de Venezuela durante la Cumbre Iberoamericana. Un acontecimiento que ha estado precedido por la quema de fotografías en Catalunya, la polémica portada de la revista El Jueves y ataques desde la extrema derecha mediática.

Rumores

En el último mes, las especulaciones sobre una inminente ruptura llenaron tertulias televisivas. Ayer, los rumores se confirmaron. Con el anuncio se pone fin, o punto y aparte si nos atenemos al calificativo de 'temporal', a 12 años de matrimonio. La pareja tiene dos hijos: Felipe Juan Froilán y Victoria Federica.

El anuncio del compromiso matrimonial entre la infanta Elena y Jaime de Marichalar sí estuvo acompañado de comunicación oficial. Fue el 23 de noviembre de 2004. La hija mayor de los reyes iba a casarse con un joven economista, procedente de la más rancia nobleza. Con ello, Elena se convertía no sólo en la primera hija de los reyes en contraer matrimonio. También protagonizó la primera boda real que se celebró en España desde el 31 de mayo de 1906, cuando Alfonso XIII se casó con Victoria Eugenia.
Al enlace, celebrado el 18 de marzo de 1995 en la catedral de Sevilla acudieron 1.300 invitados.

Casualidad o no, desde la fecha de su boda, Elena experimentó un cambio radical de imagen. Aparecía en todas las listas de mejor vestidas. Hay quien vio en esta transformación la clara mano de Jaime de Marichalar, un apasionado de la moda, cuya vestimenta no deja indiferente.

Felipe Juan Froilán de todos los Santos, el primer nieto de los reyes no nació hasta 1998, tres años después del matrimonio de sus padres. Y en 2000 llegó Victoria Federica. Ahora, los duques de Lugo tendrán que ponerse de acuerdo en el tiempo que cada uno pasará con sus hijos y cuál de ellos establece su residencia en el lujoso piso del barrio madrileño de Salamanca que compartían.

Punto crítico

Uno de los momentos más críticos de la pareja se produjo en diciembre de 2001, cuando Jaime de Marichalar sufrió una isquemia cerebral mientras practicaba deporte. En este momento, la pareja se trasladó a Nueva York mientras Marichalar recibía tratamiento de rehabilitación.

A su llegada a España, la pareja empezó a acudir a actos por separado. Los rumores sobre un distanciamiento se sucedían. Pero una aparición pública con algún gesto cariñoso disipaba las habladurías por un tiempo.
Las dos últimas veces que aparecieron juntos en público, según Efe, fue con motivo de la Fiesta Nacional, el pasado 12 de octubre y en la entrega de los premios de la revista Telva, a finales de este mismo mes.

Como ha ocurrido hasta la fecha, la infanta Elena, maestra de formación, continuará cumpliendo con sus obligaciones como representante de la Corona en actos oficiales. Y es previsible que Marichalar siga volcado en sus negocios, que no han hecho más que incrementarse desde que contrajo matrimonio. El anuncio es un golpe más en un año que está siendo complicado para Zarzuela.