Público
Público

Empieza la cuenta atrás del 29-S

Los sindicatos iniciaron ayer su calendario de concentraciones previas a la huelga general

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

CCOO y UGT arrancaron ayer su calendario de movilizaciones 'ascendente' para calentar motores cara a la huelga general convocada para el próximo 29 de septiembre. Las principales ciudades de España registraron hasta 13 concentraciones y 21 manifestaciones que han sido la primera acción coordinada para mostrar el malestar de los trabajadores ante la reforma laboral propuesta por el Gobierno.

Barcelona albergó de nuevo la manifestación más numerosa (en la huelga de la Función Pública del 8 de junio hubo una participación masiva), en la que marcharon miles de personas 50.000 según los organizadores y 5.000 para la Guardia Urbana por el centro de la ciudad, convocados por los sindicatos CCOO, UGT, USOC y CSC. Aunque la protesta estaba motivada por la reforma laboral promovida por el Gobierno, en la cabecera se desplegó una pancarta que decía 'Somos una nación', en referencia a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut. Los secretarios generales de las dos centrales mayoritarias aseguraron que las protestas permitirán paralizar los planes del Ejecutivo.

Barcelona registró una vez más la manifestación más numerosa

En paralelo a la marcha, una treintena de personas, miembros de la Plataforma Unitaria del Movimiento Social, ocuparon la sede de la patronal Fomento del Trabajo, en la Via Laietana de Barcelona, en protesta por 'el paro, la precariedad y la exclusión social creciente'. La ocupación se inició a las 18.30 y finalizó dos horas más tarde, tras la intervención de los Mossos d'Esquadra. Los encerrados no ofrecieron resistencia y pactaron con las fuerzas policiales el abandono de las instalaciones, que realizaron de forma voluntaria. Los participantes en el encierro colgaron pancartas en el edificio de la sede y reclamaron que 'la crisis la paguen aquellos que la han provocado'.

Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, participaron en una concentración en Madrid en la plaza frente al museo Reina Sofía en la que, según sus cálculos, se congregaron 5.000 personas, 1.500 para la Policía Nacional. En el acto, los líderes sindicales animaron a los delegados acoordinar una participación masiva para la huelga de septiembre que, en opinión de Méndez, 'exige un esfuerzo formidable para llegar al tuétano de los centros de trabajo'. Es en ellos donde hay que dar más explicaciones, dijo el líder de UGT: 'Nos estamos jugando que el futuro sea peor'.

Por la mañana, los líderes sindicales habían participado en una asamblea informativa en la planta de Airbus en Getafe (Madrid), en la que también se reunieron con centenares de trabajadores. Para Méndez, la plantilla de Airbus, que tiene un 50% de técnicos, es el tipo de empresa a la que debe aspirar España para cambiar el modelo productivo.

En Valencia, CCOO y UGT pidieron que el país 'se paralice' el próximo 29-S

Andalucía (con una concentración en Sevilla de 4.000 personas), Castilla-La Mancha (en Toledo se reunieron unos 3.000 delegados) y Melilla (con unas 50 personas ante la Delegación del Gobierno) habían comenzado ya por la mañana a calentar los motores de la huelga general. Por la tarde fue el turno de las manifestaciones en Aragón (en Huesca, Teruel y Zaragoza), en Asturias (Oviedo), en Cantabria (Santander, unas 1.500 personas), Catalunya (en Barcelona, Girona, Lleida, Tarragona y Tortosa), Navarra, Galicia (Santiago), Murcia, Illes Balears (Maó), Canarias (Gran Canaria) y La Rioja (Logroño).

En Valencia, los secretarios de Acción Sindical de CCOO y UGT, Ramón Górriz y Toni Ferrer, respectivamente, participaron en una asamblea en la que pidieron que 'el país se pare' el próximo 29 de septiembre. El acto, que se celebró en el Pabellón Polideportivo de la Universitat Politècnica de Valencia, congregó a unos 4.000 delegados sindicales de la Comunitat Valenciana.

En Bilbao, un día después de la huelga general celebrada en el País Vasco, el secretario general de UGT de Euskadi, Dámaso Casado, hizo un llamamiento a todos los sindicatos para que participen en la huelga de septiembre.