Público
Público

Empieza el túnel de la discordia en Barcelona

El AVE pasará finalmente por debajo de la ciudad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ahora sí. Los vecinos de Barcelona empezarán a notar este martes cómo, finalmente, el paso del AVE por el centro de la ciudad pasa de ser una discusión a una realidad.

El tráfico se cortará esta tarde en la calle Mallorca entre la avenida Meridiana y Espronceda -desviándose durante los próximos nueve meses por la calle Murcia- para empezar a construir el túnel.

Se prevé que en un año y medio la tuneladora avance e inicie la perforación del subsuelo cercano al templo de La Sagrada Familia, cuyo Patronato continúa alertando del peligro para la estructura del templo, al contrario de lo que mantienen informes municipales. Una pantalla de pilotes es al fórmula elegida para proteger el monumento.

Los trabajos de todo el trazado entre las estaciones de Sants y Sagrera durarán tres años y se desarrollarán por tramos. Los extremos del trazado se construirán mediante pantallas y la tuneladora se encargará del tramo central, lo que evitará afectaciones en la superficie, en pleno centro de la ciudad.

El túnel, con un recorrido total de 5,6 kilómetros, se excavará de La Sagrera hacia Sants. La primera fase que empieza hoy consistirá en el desvío de las conducciones subterráneas de agua, gas y electricidad, para colocar paredes o pantallas laterales a gran profundidad, tras lo cual se extraerá la tierra entre ellas y se colocará después la losa que cerrará por la parte superior el túnel.

A mediados de 2009 se empezará a montar la tuneladora, que empezará a perforar el subsuelo de Barcelona en otoño del año próximo, entre la calle Bizcaia y Entença. Antes de que la tuneladora llegue a su destino, se iniciará la construcción del tramo entre pantallas en el otro extremo hasta Sants, cuyas obras durarán un año.

Aún así, el Ayuntamiento de Barcelona confía en que no se solaparán los cortes de tráfico en cada uno de los extremos, en Mallorca y Entença.
Si todo va bien, las obras terminarán en 2012.

La Plataforma Ave por el Litoral, contraria al paso del tren por el centro de la ciudad, criticó que las obras ya están perjudicando a los comerciantes de la calle Mallorca. Asimismo, preven problemas en los accesos a los aparcamientos, los ruidos y el polvo. La plataforma solicitó a Adif, responsable de las obras, que se informe a los vecinos de los resultados de los sensores que se colocarán a los edificios para controlar las posibles vibraciones.

Las obras del AVE empezaron también por el centro de Girona. En septiembre se iniciará la estación soterrada en la zona de Parc Central, donde se prevé que haya los mayores problemas de circulación. El resto del trazado, de 3,6 kilómetros, se realizará con tuneladora.