Publicado: 04.06.2011 00:24 |Actualizado: 04.06.2011 00:24

Una empresa que financió al PP, al borde de suspender pagos

Ezentis compró la firma a la familia Cotino en 2010, cuando el marido de Cospedal era consejero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Grupo Ezentis comunicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que sus filiales Asedes Capital y Ezentis Infraestructuras han solicitado el preconcurso de acreedores paso previo a la suspensión de pagos, como consecuencia de "la falta de liquidez provocada por el descenso de la inversión tanto en obra pública como privada, los impagos de clientes y la restricción del crédito". Ambas empresas proceden de la antigua Sedesa, constructora vinculada a la familia del vicepresident de la Generalitat valenciana, Juan Cotino, hasta que, en 2010, fue adquirida por Ezentis, tras verse involucrada en el caso Gürtel.

La compra, que supuso para Ezentis el desembolso de 30 millones en nuevas acciones, se materializó el 22 de junio de 2010, apenas tres semanas después de que el juez del caso Gürtel, Antonio Pedreira, confirmara los indicios de la Policía con un auto en el que sostenía que "sociedades del grupo Sedesa habrían abonado 130.000 euros para reducir la deuda del PP en la Comunidad Valenciana" en 2008.

Varias de las constructoras que se han visto relacionadas con la Gürtel, como Begar y Teconsa, quedaron abocadas al concurso de acreedores después de que trascendieran sus supuestos pagos ilegales. En cambio, Sedesa sorteó el problema al integrarse en Ezentis compañía hasta entonces centrada en el sector tecnológico, sin relación con la construcción que rebautizó a la compañía como Ezentis Infraestructuras y mantuvo con el mismo nombre a su matriz, Asedes (Sedesa, al revés).

Ezentis es una compañía cotizada, con 5.000 trabajadores. El entonces dueño de Sedesa, Vicente Cotino, es sobrino del vicepresident de la Generalitat Valenciana, Juan Cotino. Y en el momento de la operación se sentaba en el consejo de Ezentis Ignacio López del Hierro, marido de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

López del Hierro fue nombrado consejero de la tecnológica en julio de 2009, cuando aún se llamaba Avanzit, y poco después de que el banco japonés Nomura entrara en el capital a través del fondo TSS. En febrero de 2010, cuando Nomura era ya el accionista de referencia de Ezentis, López del Hierro fue nombrado también presidente de ThesanCapital, fondo del banco japonés especializado en la compra de compañías. Y cuatro meses después de este nombramiento, Ezentis compró Sedesa.

López del Hierro dejó los consejos de Ezentis y de Thesan pocos meses después de la polémica adquisición: en diciembre salió del consejo de Ezentis y en febrero de 2011 renunció a la presidencia de Thesan.

Un portavoz de Ezentis desvinculó a López del Hierrode la operación de la compra de Sedesa y subrayó que se trató de una decisión de todo el consejo bajo el impulso de su presidente, Mario Armero, con el objetivo de diversificarse. A la pregunta de por qué corrió la compañía el riesgo de comprar una constructora vinculada al caso Gürtel y de un sector tan en crisis como la construcción, otro portavoz contestó a Público: "En aquel momento no era tan obvio que iban a caer los ingresos". El mismo portavoz insistió en que el objetivo de Ezentis con el preconcurso es garantizar el futuro de la compañía.