Público
Público

Una empresa que financió al PP, en suspensión de pagos

Ezentis compró la firma a la familia Cotino en 2010, cuando el marido de Cospedal era consejero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Nacional del Mercado de Valores incluyó ayer como hecho relevante que los consejos de administración de Ezentis Infraestructuras y Asedes Capital han decidido solicitar voluntariamente el concurso de acreedores de las dos sociedades con el objetivo principal de 'permitir la viabilidad a medio y largo plazo' de ambas firmas.

Las dos empresas, filiales de Ezentis, proceden de la antigua Sedesa, una constructora vinculada a la familia del exvicepresident de la Generalitat valenciana y actual president de Les Corts, Juan Cotino, hasta que, en 2010, fue adquirida por Ezentis, tras verse involucrada en el caso Gürtel. Varias de las constructoras que se vieron salpicadas en este escándalo de corrupción política, como Begar o Teconsa, quedaron abocadas al concurso de acreedores después de que trascendieran públicamente sus supuestos pagos ilegales. En cambio, Sedesa logró salvarse al integrarse en Ezentis.

Ezentis es una compañía cotizada, con 5.000 trabajadores

La adquisición de las dos firmas ahora en concurso de acreedores, en la que Ezentis invirtió 30 millones en nuevas acciones, se hizo el 22 de junio de 2010, apenas tres semanas después de que el juez del caso, Antonio Pedreira, confirmara los indicios de la Policía con un auto en el que sostenía que 'sociedades del grupo Sedesa habrían abonado 130.000 euros para reducir la deuda del PP en la Comunidad Valenciana' en 2008.

Ezentis es una compañía cotizada, con 5.000 trabajadores. El entonces dueño de Sedesa, Vicente Cotino, es sobrino de Juan Cotino. Y en el momento de la operación se sentaba en el consejo de Ezentis Ignacio López del Hierro, marido de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. López del Hierro salió del consejo de Ezentis en diciembre de 2010.

Según informó ayer el Grupo Ezentis en una nota de prensa, la decisión se ha tomado 'como consecuencia de no haber alcanzado una propuesta anticipada con los acreedores'. El objetivo principal de estas solicitudescontinúa la nota es permitir la viabilidad a medio y largo plazo de las dos sociedades que 'se han visto afectadas por las actuales condiciones económicas que se dan en los sectores en los que actúan.

El concurso de ambas sociedades, según se ha informado, no tiene impacto en la matriz ni en el resto de áreas del grupo, dado que 'no existen garantías cruzadas con las sociedades concursadas'.