Público
Público

El empresario multado por rotular en español se niega a pagar

Aboga por la "desobediencia civil" e interpone un recurso ante el Tribunal Constitucional

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

El empresario Manuel Nevot, multado por no tener un rótulo en catalán en su establecimiento, ha anunciado hoy que no piensa pagar la multa y que procederá a 'considerar su impago como desobediencia civil'. La administración catalana multó con 400 euros en 2006 al propietario de Finques Nevot por no tener un cartel en catalán en la puerta de su negocio, situado en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), y con 400 euros más por no disponer de hojas de reclamación en ese idioma.

'Haré efectivo el pago de esta segunda sanción de 400 euros, incrementada con el 5%', ha explicado Nevot en un correo electrónico, 'pero en cuanto a la primera sanción por tener el letrero principal en español, me niego taxativamente a pagarla ya que tengo el letrero también en catalán'. Nevot ha interpuesto un recurso ante el Tribunal Constitucional con la ayuda de la asociación Convivencia Cívica Catalana.