Público
Público

Las empresas de Urdangarin dispararon sus ingresos mientras estuvo en Nóos

Una de sus consultoras pasó de facturar 0 euros en 2002 a 0,7 millones en 2003 y 1,45 al año siguiente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nóos Consultoría Estratégica SL, una de las dos empresas de Iñaki Urdangarin investigadas por el juez del caso Palma Arena, disparó de manera fulminante ingresos y beneficios en cuanto el duque de Palma se incorporó a Instituto Nóos, una entidad sin ánimo de lucro con la que la mercantil del aristócrata comparte parcialmente denominación. De facturar 0 euros en 2002, la consultora saltó a 0,7 millones en 2003 y a 1,45 al siguiente año, coincidiendo con el inicio de la lluvia de dinero oficial que permitió a Instituto Nóos captar más de cinco millones de euros del Govern balear y la Generalitat valenciana en tres años (2004-2006).

Según los investigadores del caso, Urdangarin facturó a Instituto Nóos una cantidad no inferior a 1,5 millones a través de Nóos Consultoría y de Aizoon SL, otra consultora nacida como inmobiliaria, igualmente investigada por el juez y en la que comparte participaciones con su esposa, Cristina de Borbón. A tenor de los balances depositados en el Registro Mercantil, ambas compañías ingresaron en el cuatrienio 2003-2006 un total de 5,04 millones de euros y alcanzaron un beneficio neto conjunto de 1,3 millones. El juez sostiene que Urdangarin y su número dos en Instituto Nóos, el imputado Diego Torres, crearon un entramado societario para 'apoderarse' de fondos procedentes del erario público y destinados, en teoría, a la organización de foros sobre turismo y deporte. Torres sigue figurando como administrador único de Nóos Consultoría Estratégica SL.

Entre 2003 y 2006, Nóos Consultoría y Aizoon sumaron 1,3 millones de beneficio

Constituida en octubre de 2001, el primer balance de Nóos Consultoría accesible por vía telemática es el de 2002. El último corresponde a 2007. De los posteriores 2008, 2009 y 2010 Nóos Consultoría no depositó cuentas hasta junio de este año, y así consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme). En esa fecha, el juez ya investigaba los negocios generados en torno a esa 'especie de ONG' nucleada en torno a Urdangarin y cuyo actual presidente, Diego Torres, desvió presuntamente fondos de origen público al paraíso fiscal de Belice.

Es ese primer balance de 2002, típico de una sociedad inactiva por la ausencia de datos contables, el que señala que la cifra de negocio de Nóos Consultoría ascendió en el ejercicio a 0 euros. El florecimiento empresarial de la sociedad comenzó en 2003, una vez que el yerno del rey desembarcó como 'gerente' en el Instituto Nóos, según el relato ante el juez de su entonces número dos y luego sucesor al frente de la organización solidaria.

La facturación de ambas en el cuatrienio superó los cinco millones

En 2003 y con tres asalariados, Nóos Consultoría ingresó 720.613 euros y declaró beneficios netos por 110.727 euros. En 2004, momento en que Urdangarin ascendió al cargo de presidente de Instituto Nóos, la compañía demostró una altísima rentabilidad: con una plantilla declarada de nueve empleados, facturó 1.455.557 euros y obtuvo 487.793 en ganancias después de impuestos. Fue en 2004 cuando Instituto Nóos se hizo con su primer convenio público conocido sin aparente ánimo de lucro: lo suscribió con la Generalitat valenciana para montar la llamada Valencia Summit, una cumbre sobre las sinergias turístico-deportivas que en tres ediciones anuales reportó a la entidad más de 2,7 millones de euros. En total, Nóos Consultoría SL ingresó en el cuatrienio 2003-2006 un montante muy cercano a cuatro millones (3.959.803 euros) y anotó 612.272 euros en beneficio neto. Y si en 2006 su facturación superó el millón de euros, en 2007 cayó a la mitad: 563.559 euros.

Los años en que Urdangarin permaneció ligado a Instituto Nóos representaron también un periodo de esplendor para Aizoon SL, otra consultora fundada originalmente en febrero de 2003 como inmobiliaria y en la que el duque comparte participaciones con su esposa.

La primera no presentó las cuentas de los últimos tres años hasta junio

En 2004, el primer ejercicio del que hay información contable accesible, Aizoon SL facturó 333.288 euros y contabilizó un resultado neto de 261.356 euros. Al año siguiente, y siguiendo la pauta de Nóos Consultoría, Aizoon aumentó ingresos y beneficios: su cifra de negocio se situó en 564.267 euros y sus ganancias después de impuestos llegaron a 396.348 euros. En 2006, cuando Urdangarin abandonó formalmente en el mes de junio Instituto Nóos para incorporarse al consejo de Telefónica Internacional, las cuentas de Aizoon cayeron: facturó 189.930 euros y reflejó ganancias por sólo 3.478 euros. Al año siguiente remontó en ingresos (733.282 euros) y en beneficios (282.292 euros) antes de entrar en fase de caída: en 2008 reflejó pérdidas por 4.027 euros y en 2009, ganancias por sólo 13.724 euros. En abril de ese año, los duques se habían trasladado a Washington. Y el juez ya había comenzado a investigar.

Según fuentes de la Casa Real, Aizoon es la sociedad patrimonial de los duques de Palma. Pero sus balances no reflejan ningún activo cuyo valor se aproxime a los seis millones que, según distintas informaciones, vale el palacete barcelonés del matrimonio.