Público
Público

La EMVS no ha paralizado el desahucio de la familia de la mujer que se suicidó en Madrid

Amparo C.A. era madre de seis hijos, tres de ellos menores de edad, y tenía tres nietos, dos de ellos a su cargo en la vivienda propiedad de la Empresa Municipal

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

El pasado martes, una mujer de 45 años -Amparo C.A.- se suicidaba en Madrid después de haber recibido una orden de desahucio de la Empresa Municipal de Vivienda (EMV) de la ciudad, dependiente del Área de Urbanismo del Ayuntamiento.

Según fuentes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), la empresa 'se desvincula del suicidio e indica que la carta no era de desahucio ya que no existe procedimiento judicial ni sentencia condenatoria ni auto de desalojo sustanciado por autoridad judicial alguna'.

El pasado lunes 16 de septiembre, Amparo había recibido una comunicación oficial de la EMVS dando por finalizado su contrato de arrendamiento, al mantener una deuda de 975 euros, y fijando como fecha de desalojo el próximo 21 de octubre a las 9:30 horas. La carta, en palabras de la PAH, 'estaba redactada al modo de las agencias de recobro: en un tono amenazante y sin dejar margen para un acuerdo que evitara el desalojo.'

La mujer vivía con su marido, tres hijos menores y dos nietos que estaban a su cargo

Según confirmó a Público Feli Velázquez, activista de la PAH, la mujer vivía con su marido, tres hijos menores y dos nietos que estaban a su cargo en un piso de la calle Sonseca, en el madrileño distrito de Carabanchel. Tenía, además, otros tres hijos. 

El mismo día que recibieron la notificación, el marido de Amparo acudió a la EMVS con intención de saldar la deuda del alquiler. Según ha explicado la PAH, en la empresa municipal le negaron tal posibilidad, a pesar de tratarse de una unidad familiar con menores. Horas más tarde, Amparo se suicidó. 

'La frialdad de este organismo resulta estremecedora', han declarado fuentes de la PAH,  'no solo no decreta una moratoria sobre desalojos forzosos y declina cualquier responsabilidad, sino que además ha aireado unas supuestas deudas de la familia con la Comunidad de Vecinos'.

Dos días después del fallecimiento de la mujer, los responsables de la entidad no han ordenado paralizar el proceso de desahucio de la vivienda dónde residía la mujer y dicho  proceso sigue en pie. 

El marido acudió a la EMVS el mismo día para saldar la deuda del alquiler pero le negaron esa posibilidad

'No conocemos en detalle las circunstancias personales de Amparo', ha explicado la plataforma, 'pero resulta innegable que la carta se encuentra entre los desencadenantes de su fallecimiento, dada la proximidad temporal entre su recepción y el suicidio'.

En los últimos meses este organismo ha acelerado los procesos de desahucio, incluso 'sobre familias con escasas o nulas posibilidades de procurarse alojamiento alternativo', contraviniendo así la legislación internacional de derechos humanos sobre 'Desalojos Forzosos Sin Alternativa Habitacional'.

Tanto la PAH Madrid como la Plataforma por la Vivienda Pública y Social (PAVPS) 'exigen' la paralización 'inmediata de todos los procesos de desahucio de la EMVS' y del resto de entidades públicas que tengan competencia en materia de vivienda como 'medida de emergencia'. Además, ambas plataformas creen que existe 'una responsabilidad política clara' tanto de la EMVS como del Ayuntamiento de Madrid ya que 'una de sus funciones primordiales es la de garantizar la tutela de los derechos fundamentales de la ciudadanía', en particular el derecho a una vivienda adecuada.

DISPLAY CONNECTORS, SL.