Público
Público

El "enemigo" de los manifestantes

El jefe policial es conocido por ordenar cargas contra distintos colectivos sociales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'No es prudente revelarle al enemigo cuáles son mis fuerzas'. Quien pronunció esta bélica frase, acompañada por duros golpes en la mesa, fue el comisario Antonio Moreno Piquer, responsable policial último de las reiteradas cargas que se han producido en Valencia contra los estudiantes que protestan desde el pasado miércoles por los recortes de la Generalitat en materia educativa.

El comisario Moreno tomó posesión de su cargo en agosto de 2008 cuando Ricardo Peralta ocupaba el puesto de delegado del Gobierno y Alfredo Pérez Rubalcaba era el titular del Ministerio del Interior. Desde su nombramiento, Moreno se ha mostrado implacables en sus actuaciones contra manifestantes.

La primera prueba de fuego la tuvo en el barrio marinero de El Cabanyal. Allí, un año y medio después de asumir el cargo, la Policía se ensañó con los vecinos que intentaban paralizar los derribos de las casas de la barriada. De nada sirvió la presencia de representantes políticos y autoridades; los agentes actuaron con gran violencia y dejaron un saldo de decenas de heridos.

En El Cabanyal, además, una imagen marcó la actuación policial: uno de los agentes lució un llavero con la cara de Francisco Franco en su uniforme, pese a lo cual el policía no fue amonestado ni se le abrió ningún expediente.

También las movilizaciones del 15-M tuvieron respuesta en forma de carga policial; en este caso, en una concentración de los indignados frente a Les Corts Valencianes, que acabó con 18 heridos y ocho detenidos.

Todas estas actuaciones policiales contra colectivos que protestaban ante la vulneración de derechos sociales han tenido lugar con Antonio Moreno como jefe superior de Policía en el País Valencià. Conociendo los antecedentes, a nadie sorprendió que en la rueda de prensa del pasado lunes considerase 'proporcionada' la actuación de los agentes que cargaron ese día por todo el centro de Valencias de forma indiscriminada.