Público
Público

Las enfermeras podrán dispensar recetas

El Congreso modifica la ley que regula las prescripciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Congreso de los Diputados aprobó ayer por unanimidad una modificación normativa que reparará una incongruencia del sistema sanitario español, aquella que impedía a algunos sanitarios, como enfermeros y podólogos, ejercer funciones que forman parte del día a día de su labor profesional: indicar y suministrar medicamentos.

Hasta el momento, la Ley de Garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios establecía que los únicos profesionales que podían prescribir fármacos eran el médico y el odontólogo.

El Gobierno fijará qué tipo de medicamentos podrán prescribir

Según la modificación aprobada ayer, ahora los enfermeros podrán 'indicar, usar y autorizar' la dispensión de determinados medicamentos sujetos a prescripción médica de forma autónoma e independiente de los médicos, mediante la correspondiente receta. Y es que, según reconoce la iniciativa, 'el ejercicio de la práctica enfermera, en sus distintas modalidades de cuidados generales o especializados, implica necesariamente la utilización de medicamentos y productos sanitarios'.

Por ejemplo: los enfermeros prescriben cada vez que curan una herida, porque utilizan medicamentos sin una indicación médica; cuando dan un analgésico a un paciente; o cuando ponen una de las vacunas pediátricas del calendario. La reforma de la ley pretende, por tanto, dotar de seguridad jurídica a miles de actos de los enfermeros que ya se practican ahora a diario en los centros sanitarios.

El objetivo es legalizar una práctica corriente de los sanitarios

El Gobierno, no obstante, tendrá que regular esta participación señalando qué fármacos podrán ser prescritos por estos sanitarios mediante la aplicación de protocolos estandarizados para todas las administraciones. Estos protocolos serán acordados con los colegios de médicos y enfermeros, que posteriormente aprobará la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud.

'Hoy hemos dado un paso [...] para adecuar las capacidades de los profesionales a las necesidades del sistema sanitario al beneficio siempre de los pacientes', explicó la secretaria de Bienestar Social del PSOE, Marisol Pérez, cuyo grupo impulsó la reforma.

El presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González, incidió en que la iniciativa legaliza una práctica ya habitual en el sistema sanitario, tipificada en el ordenamiento jurídico como 'supuesto delito de intrusismo profesional'.

El pasado verano, Andalucía aprobó un decreto que reconocía esta función a los enfermeros del Servicio Andaluz de Salud por primera vez en España. Pero el pasado noviembre, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) lo suspendió cautelarmente al entender que incurre en 'vicios de ilegalidad'.

Según la resolución, 'no ha quedado acreditado que exista un interés público que exija la inmediata ejecución de la nueva ordenación'.

El decreto fue recurrido por el Consejo General de Colegios de Médicos de España, que alegó que la regulación de este aspecto de la profesión sanitaria corresponde en exclusiva al Estado.