Público
Público

Enrique Pamiés: "Me he pasado 29 años luchando contra ETA"

El mando policial procesado en el 'caso Faisán' denuncia ante Ruz intereses políticos y mediáticos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Consciente de que nada ni nadie lo salvará del banquillo, el jefe superior de Policía en el País Vasco, Enrique Pamiés, aprovechó ayer la que fue posiblemente su última comparecencia ante el juez Pablo Ruz para reiterar su inocencia en el caso Faisán y reprochar al magistrado los que considera múltiples errores de la instrucción. De los investigadores policiales en los que se ha apoyado Ruz, Pamiés criticó que tomaran un solo hilo de la madeja y construyeran entorno a él un caso. 'Si, además, ese hilo coincide con intereses políticos y mediáticos, mejor que mejor', denunció.

En el lado opuesto a esos condicionantes se situó Pamiés, quien dijo no haber sufrido 'más interferencias políticas que las que se derivan del respeto y la obediencia a las legítimas órdenes' de sus superiores. 'Soy un policía que me he pasado 29 años luchando contra una organización terrorista, que he sacrificado mi vida y la de mi familia por defender a mi patria', aseguró.

Pamiés, el inspector jefe José María Ballesteros y el exdirector de la Policía Víctor García Hidalgo acudieron al despacho del juez Ruz para que este les comunicara su procesamiento por revelación de secretos y colaboración con organización terrorista. Los tres se declararon inocentes y contestaron con un 'no' a la única pregunta del fiscal: '¿Coincide usted con los fines de ETA?'.

Pamiés aprovechó para leer un escrito de 14 folios, a lo largo de los cuales no se privó de corregir la actuación de Ruz. 'Siento una indignación que me cuesta contener cuando pienso en cómo se argumenta' el procesamiento, leyó el jefe superior de Policía.

Pamiés se quejó de que su teléfono hubiera estado intervenido durante dos años sin argumentos 'realmente sólidos', al menos tanto como los que Ruz y otros jueces de la Audiencia Nacional reclaman a la Policía en la investigación de terroristas, dijo. '¿Durante dos años he estado colaborando con ETA? Debo ser el mejor agente doble de la historia reciente', ironizó el policía.

En el recurso a su procesamiento, Pamiés presentaba al comisario que dirigía la investigación de la red de extorsión en torno al bar Faisán, Carlos Germán, como posible autor del chivatazo. Esa investigación, aclaró Pamiés, no podía desarticular el aparato de extorsión de ETA, sino tan sólo 'una rama' que, por otra parte, todas las Fuerzas de Seguridad conocían desde hace años y cuyos integrantes fueron detenidos un mes después del soplo.

El comisario Germán fue elegido después para investigar el chivatazo. El mismo policía, según Pamiés, que con el aval del juez Ruz ha perseguido, 'como mucho, un 30% de posibilidades' en el caso Faisán y que, por acción u omisión, va a conseguir que los hechos queden 'impunes'.

Para cerrar su intervención, Pamiés reprochó al juez que le acuse de colaborar con ETA y que además le llame 'perfecto inútil' por cómo se produjo el soplo. 'He creído durante mi vida profesional no serlo, como muy bien sabe ETA', concluyó el jefe superior de Policía.