Público
Público

Equo unirá en un partido la "biodiversidad política" de 30 formaciones verdes

Defenderá los intereses "sociales y ambientales" a partir de las generales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un pequeño olivar entre grandes edificios. Un pulmón verde entre la polución de las avenidas contiguas. Este fue el escenario escogido ayer por la fundación Equo para anunciar oficialmente que en pocos meses creará un partido verde que, como ese olivar, tratará de defender su propio espacio político en medio de la urbe que han construido las grandes formaciones dominantes.

No será un partido al uso. Será un 'proyecto común' en el que, por el momento, ya han anunciado su intención de integrarse 30 organizaciones verdes que el sábado suscribieron un manifiesto en torno al proyecto Equo que lidera el exdirector de Greenpeace Juan López de Uralde. Su objetivo es 'expresar una voz coherente en defensa de los intereses sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras', que sea capaz de contribuir 'de manera decisiva a la transformación de la sociedad hacia la sostenibilidad ambiental, la equidad social y la democracia real'.

López de Uralde lamenta que el ecologismo esté 'al margen' de la política

De momento es un compromiso que ya se ha puesto encima del papel, pero la fundación debe aún resolver cómo se materializará la representación de todas esas formaciones en un único partido que aglutine 'la biodiversidad política' ecologista y de izquierdas, como la calificó durante el acto de ayer domingo Mònica Oltra, portavoz de Iniciativa del Poble Valencià (IdPV), uno de los partidos firmantes.

La diputada valenciana, azote de Francisco Camps en Les Corts, puso como 'ejemplo' a seguir la trayectoria de Compromís en el País Valencià. La coalición entre IdPV, Bloc y Els Verds se convirtió en las últimas elecciones en la tercera formación política de la comunidad autónoma en número de votos (por delante de IU), con la 'diversidad y la pluralidad' de sus integrantes como bandera.

'No somos un partido en busca de votantes, sino votantes que quieren construir un partido', resumió López de Uralde entre el follaje de los árboles del Olivar de Castillejo, en Madrid. La sostenibilidad será uno de los ejes de la acción política del nuevo partido, cuyo nombre y cuyo líder –previsiblemente, el propio Uralde– se decidirá en la asamblea constituyente que se celebrará el próximo otoño, con la vista puesta en las elecciones generales previstas para marzo.

El discurso ecologista está 'al margen del entorno político', destacó Uralde. 'Las emisiones de CO2 han aumentado un 5% y no se habla', lamentó. También cuestionó que en España no se discuta sobre el futuro de la energía nuclear, lo que se explica en que 'la oposición es todavía más pronuclear que el partido en el Gobierno, que también lo es'. La discusión de ambas cuestiones las impulsará el partido de Equo en el caso de que obtenga representación pública.

Otro de los ejes del discurso de la nueva formación verde será garantizar la equidad entre los ciudadanos. 'Hay una crisis especulativa', señaló el exlíder de Greenpeace, que anunció que el partido luchará para 'garantizar los derechos de los trabajadores', e impulsará la conocida como tasa Tobin, para el flujo de capitales. Uralde también consideró primordial la defensa de los derechos humanos, por la 'preocupación' que produce en Equo el auge de los partidos xenófobos. 'Seremos la línea roja que diga no al racismo desde la acción', anunció.

Mònica Oltra quiere que la formación siga el 'ejemplo' de Compromís

Aunque todavía no se ha constituido como partido, la nueva formación verde ya está al acecho de nuevos votantes. En concreto, el de los indignados del Movimiento 15-M. Tanto Oltra como Uralde no cesaron ayer de lanzarles guiños. La primera recalcó que 'lo que se oye en las plazas' lo lleva 'batallando' Compromís 'desde hace cuatro años'. Y el fundador de Equo destacó que es necesaria 'una repolitización de la democracia' y que 'hay un espacio' para esos ciudadanos 'que no saben a quién votar'.

Lo cierto es que el proyecto de Equo puede convertirse en el primer éxito de los sucesivos intentos de los verdes por lograr una candidatura de unidad en unas elecciones. Precisamente, en el nuevo partido se integrará la Coordinadora Verde, un movimiento surgido en las bases de los distintos partidos verdes de todo el Estado que, desde su primera reunión en 2009, se había marcado como objetivo la formación de un único y sólido partido ecologista, al nivel del Europe Écologie francés.

El manifiesto, que concluye que 'es tiempo de acción y no sólo de palabras', lo suscriben, entre otros, Los Verdes de Euskadi, Andalucía, Asturias, Canarias, Madrid o Murcia. Su objetivo es ser 'el único representante' del Partido Verde Europeo en España.


La exdirigente de IU Inés Sabanés hizo ayer acto de presencia en el acto en el que se anunció oficialmente que Equo será partido.

Sabanés, que lideró IU Abierta y que en enero dejó sus cargos orgánicos en la federación por sus divergencias con la dirección, no quiso especificar si entre sus planes está dejar la formación liderada por Cayo Lara para sumarse al nuevo partido, aunque sí se mostró esperanzada con el proyecto.

También acudió al acto la activista LGTB Boti García Rodrigo, junto a varias decena de simpatizantes.