Publicado: 30.03.2014 16:56 |Actualizado: 30.03.2014 16:56

ERC, ICV y la CUP cargan contra el pacto sobre BCN World

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los líderes de ERC, ICV y la CUP han aprovechado hoy su participación en Deltebre (Tarragona) en la manifestación en contra del Plan Hidrológico del Ebro para cargar contra el pacto entre el president Artur Mas y el líder del PSC, Pere Navarro, para impulsar el macrocomplejo de ocio BCN World.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, líder de la formación que apuntala a CiU en el Govern, no ha escondido su incomodidad por el pacto Mas-Navarro."Esperamos que la precipitación de CiU y PSC de ceder a las exigencias de los inversores no imposibilite un buen acuerdo para la mayoría de los ciudadanos de Cataluña y de estas comarcas" de Tarragona, ha señalado Junqueras.

Según el líder de ERC, este "no es un buen acuerdo, no da seguridad ni en lo económico ni en el ámbito urbanístico porque representa una rebaja brutal de la fiscalidad, de la cual sólo salen beneficiados los propietarios de los terrenos y los casinos".

"No nos sorprende que siempre que se trata de defender los intereses del 'establishment' los partidos de toda la vida se pongan de acuerdo", ha añadido.

El coordinador nacional de ICV, Joan Herrera, ha declarado por su parte que la escenificación del pacto de hoy entre Mas y Navarro "demuestra qué modelo de país tienen algunos, que es del pelotazo, de la cultura de la especulación y que es pan para hoy y hambre para mañana".Según Herrera, con BCN World "no se sale de la crisis".

Para el líder de la CUP, David Fernández, que el acuerdo se haya anunciado precisamente hoy, coincidiendo con la movilización en el Delta en contra del PHN es una "provocación", una "evidencia más de que la política ha sucumbido a las multinacionales, a la economía y al capitalismo de casino".

Fernández ha criticado también duramente la rebaja impositiva concedida para el proyecto de ocio: "Los trabajadores seguirán pagando un IVA del 21 % y un IRPF alto, y al capitalismo ludópata y mafioso les bajamos los impuestos del 55 al 10 %; es una vergüenza".