Público
Público

ERC no acata el fallo y sólo ve viable la independencia

Puigcercós descarta un avance electoral y constata el fracaso del pacto Mas-Zapatero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los dirigentes de ERC tenían interés en un fallo del TC antes de las elecciones de otoño que diese por muerta la vía estatutaria e hiciera más atractivas sus tesis soberanistas. Por eso, tras consumarse el nuevo recorte, no desaprovechan para reivindicar la independencia como el proyecto más 'realista' para Catalunya. Así lo presentó ayer el presidente del partido, Joan Puigcercós.

El líder de ERC se desmarcó de las declaraciones de José Montilla y aseguró que no acatarán el fallo, que definió como 'la agresión más importante a Catalunya de la España posfranquista'. Para los republicanos, la resolución afecta a 'las paredes maestras del Estatut'.

Puigcercós aseguró que se cierra un proceso y 'se constata que las instituciones españolas no quieren que Catalunyatenga más libertad'. ERC no aceptará el dictamen y 'sólo acatará la voluntad' popular. De ahí que propusiera tras la reunión de la cúpula del partido 'empezar una transición a la independencia' como la fórmula más viable para garantizar los derechos de Catalunya y juzgó poco realista 'reformular instituciones españolas'.

En esta línea, los republicanos organizaron ayer por la tarde un acto con intelectuales que, según ERC, están evolucionando de posiciones federalistas a tesis soberanistas. De esta forma ponían en valor su apuesta por el gobierno de izquierdas y por 'catalanizar' a la izquierda. Tomaron la palabra el periodista y director del Centre de Cultura Contemporànea de Barcelona, Josep Ramoneda, y la jurista Gemma Calvet. En el acto Puigcercós pidió a PSC e ICV-EUiA refundar la izquierda con soberanía catalana una vez constatado el 'fracaso' federal.

Antes, el líder republicano identificó el fallo con el fracaso de la estrategia de PSOE y CiU y recriminó a Artur Mas que se dejase engañar por Zapatero cuando para desencallar la negociación del Estatut pactó con el presidente los recortes en enero de 2006.

Los independentistas buscarán una reacción unitaria los próximos meses. Tras la manifestación y una moción en el Parlament, desde ERC no descartan 'una respuesta conjunta de los diputados catalanes en Madrid'.

A pesar de todo, Puigcercós rechazó el adelanto de los comicios catalanes que exige CiU y pidió un final 'tranquilo' de la legislatura. 'Quien diga que con elecciones se soluciona el problema, engaña a la gente', sentenció.