Público
Público

ERC obviará el 'caso Palau' para hablar con CiU

Puigcercós justifica su apoyo a Mas por la "importancia" de los convergentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El caso Palau el desfalco del Palau de la Música con presuntas vinculaciones con Convergència Democràtica no es motivo para que ERC deje de pactar con CiU. Lo dejó claro ayer el candidato republicano, Joan Puigcercós, que volvió a calentar su posible relación con la federación nacionalista, con quien ya se ha mostrado dispuesto a pactar siempre y cuando apoye un referéndum para la autodeterminación.

Pese a tener entre sus ejes principales de campaña la denuncia de la corrupción y haber criticado la financiación ilegal de partidos citando directamente el caso Palau y aludiendo a Filesa o Gürtel, el presidente de ERC afirmó que 'no es una excusa para no hablar'. Y lo dijo justo un día antes de que hoy protagonice en el Palau de la Música el acto central de campaña, que recibirá el título de Gent honesta al Palau.

'Le hemos pedido a CiU que sea más tajante de lo que ha sido para que el tema quede cerrado, no para desgastarla', justificó Puigcercós. Para el republicano, 'CiU es un partido muy importante' y ayer negó que los republicanos hayan querido ocupar nunca su posición de formación de centro-derecha. De hecho, el líder destacó que los republicanos son unos abanderados de la socialdemocracia independentista y que, por ello, 'está obligada a hablar' con ella.

El discurso republicano deja pocas dudas a que está abonando el terreno a una reconciliación que podría llegar en forma de pacto de investidura, aunque ERC se quede fuera del Govern. De ahí que Puigcercós aludiera a la brecha abierta en los últimos siete años entre ambos grupos políticos, por lo que ahora es necesario 'un esfuerzo importante para tender puentes con CiU'.

Todo parece acompañar al discurso de Puigcercós. El peso de CiU su relevancia como partido y la trascendental situación política y económica y la coyuntura electoral del PSC, que 'está haciendo más una precampaña para (José Luis Rodríguez) Zapatero que una campaña del PSC', espetó. En su opinión, los socialistas catalanes han renunciado a ser la alternativa. 'Lo serán cuando tengan voz propia', consideró.

Puigcercós afirmó que ve incompatible mantenerse como presidente de su partido y a la vez ocupar una conselleria del futuro Govern, y dejó claro que si se diera el caso optaría por continuar al mando de ERC, un cargo que requiere estar a tiempo completo. Un dardo dirigido a Josep-Lluís Carod-Rovira, que compatibilizó el liderazgo del partido y la vicepresidencia del Ejecutivo catalán.

Por la mañana, Puigcercós reclamó la gestión del aeropuerto de El Prat. Volvió a criticar la labor de Aena y del Ministerio de Fomento, basada en decisiones 'arbitrarias' que 'ahogan' la economía catalana. En el mirador de aviones construido junto al aeródromo, lamentó que se pongan obstáculos para que las multinacionales operen desde El Prat, puesto que Catalunya se beneficiaría de conexiones directas con el resto de continentes. Para Puigcercós, quien controla el aeropuerto, controla la economía catalana. Por eso pidió acabar con el modelo 'radial y centralista de Madrid'.