Público
Público

ERC pierde dos diputados por pocos votos

PSC y CiU lograron los últimos escaños de Lleida y Tarragona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Solidaritat, Esquerra, PSC y CiU se adjudicaron los últimos escaños en las provincias de Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona, y lo hicieron, en general, holgadamente. La disputa más ajustada tuvo lugar en Tarragona, donde Esquerra se quedó a 744 votos (aproximadamente 0,3 puntos porcentuales) de arrebatar a Convergència el 18º diputado por esta provincia.

En Barcelona, con diferencia la demarcación más poblada de Catalunya, fue la Solidaritat de Joan Laporta la que se quedó con el escaño 85º. Para arrebatárselo, el PSC hubiese necesitado 11.122 votos más (medio punto porcentual), una diferencia muy parecida a la que, en el caso de Girona, adjudicó a Esquerra (en vez de al PP) el diputado número 17.

La unidad entre Laporta y Carretero les hubiese dado otro diputado

La diferencia más notable se registró en Lleida. En esta provincia, el escaño 15º se lo quedó el PSC. Esquerra lo hubiese conseguido con 1.285 votos más (aproximadamente 0,6 puntos porcentuales).

La pugna entre las dos formaciones independentistas que se presentaron a las elecciones (la Solidaritat de Joan Laporta y el Reagrupament de Joan Carretero) se saldó claramente a favor del ex presidente del FC Barcelona, que sumó cuatro escaños (tres por Barcelona y uno por Girona).

Los xenófobos se quedaron en Barcelona a 13.500 votos del Parlament

Si estas dos formaciones hubiesen solucionado sus diferencias para formar una candidatura única, la renta independentista se hubiese incrementado en un escaño adicional por la provincia de Lleida, la demarcación en la que Rea-grupament más se acercó al resultado de Solidaritat. Juntas hubiesen sumado 9.906 votos, por encima de ICV.

La unidad independentista, sin embargo, no habría sido suficiente para mejorar resultados en las demás provincias, ni siquiera en Girona, la circunscripción en la que al margen de Lleida Reagrupament y Solidaritat obtuvieron resultados más parejos.

La xenófoba Plataforma per Catalunya de Josep Anglada sumó el domingo 75.321 votos (el 2,42% del total de los sufragios emitidos), aunque ni siquiera logró alcanzar el 3% que exige la ley para optar al reparto de escaños. Lleida fue la provincia menos favorable a sus tesis (se quedó por debajo del 1,8 de los votos válidos emitidos) y Tarragona la que más apoyo le dio (8.016 sufragios, el 2,59% del total provincial), aunque lejos todavía de los 13.500 votos que hubiese necesitado para alcanzar un escaño.

En Barcelona, le faltaron 13.500 votos para alcanzar el 3% que exige la ley para optar al reparto de escaños, porcentaje con el cual muy probablemente hubiese conseguido al menos dos diputados.