Público
Público

ERC plantea la próxima semana en el Congreso el "primer asalto" a la "vergonzante" Ley de Memoria Histórica

Defenderá un texto que insta al rey a pedir perdón a las víctimas del levantamiento y a declarar el 14 de abril Día de la Memoria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El debate sobre la II República, la Guerra Civil y el franquismo volverá la próxima semana al Pleno del Congreso, cuando Esquerra Republicana plantee lo que ella misma define como 'el primer asalto' a la conocida como Ley de Memoria Histórica, una norma que fue aprobada en diciembre de 2007 con el voto en contra de esta formación, que la tacha de 'vergonzosa, vergonzante e ignominiosa'.

El diputado de Esquerra Joan Tardà ofreció hoy una rueda de prensa en el Congreso para presentar esta iniciativa con la que los republicanos pretenden que la Cámara tramite una nueva norma que realmente extienda derechos a 'todos' los represaliados del franquismo, otorgándoles la condición 'jurídica' de víctimas, algo que, según denunció, no se hizo con la norma impulsada por el Ejecutivo en la anterior legislatura.

En su comparecencia Tardà estuvo acompañado de Fermín Sánchez, miembro de la Junta Directiva del Archivo Guerra y Exilio, y de José María Pedreño, presidente de la Federación Estatal de Foros de la Memoria, en representación de las entidades memorialistas a las ERC quiere 'dar voz' en el Parlamento.

Uno de los fines de la iniciativa de ERC es que se avance hacia una verdadera 'recuperación de la memoria histórica de la II República y de la represión franquista' que, según esta formación, 'la propia dictadura y la amnesia de la transición tergiversó y escondió'.

En este argumento insistió el representante de los foros de la memoria quien incidió en que la democracia española seguirá siendo 'muy imperfecta' mientras siga vigente el 'franquismo ideolóico'. 'Franco murió en la cama, lo hizo de risa y sus carcajadas aún se oyen', ironizó.

A su juicio, la democracia española ya es suficientemente 'madura' para saldar esa deuda y el sistema no puede seguir asentándose sobre 'miles de demócratas enterrados en cunetas, empresas que apoyaron a Franco y que cotizan en el Ibex o mientras haya un partido conservador que tiene como presidente a un ministro de Franco', en referencia al PP y Manuel Fraga.

También denunció que en todo este tiempo el Rey haya sido 'incapaz de condenar el franquismo y de reconocer la II República como un antecedente de la democracia actual. Uno de los artículos que ERC incluye en su propia 'ley de memoria' prevé que el Monarca formalice solemnemente 'en nombre del Estado español las demanda de perdón a las víctimas de las consecuencias del levantamiento militar contra la Constitución Republicana'.

Tardà destacó que su texto se debatirá cinco días después del 20-N, fecha de la muerte de Francisco Franco y del fundador de Falange José Antonio Primo de Rivera, y poco después de que el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón haya decidido inhibirse en su causa sobre el franquismo trasladándola a los juzgados de las provincias donde están las fosas comunes que ordenó abrir.

Precisamente, ERC aboga por elaborar una nueva ley que proclame la aplicación de la doctrina de Naciones Unidas sobre los Crímenes contra la Humanidad a los cometidos 'sistemáticamente' por el régimen de Franco y reconozca 'el derecho inalienable a la verdad y el deber de recordar por parte del Estado'.

En la exposición de motivos de su proposición, Esquerra recuerda que ley aprobada hace casi un año, con el voto en contra de su formación, no cumplió las expectativas de las personas y organizaciones que han alentado este debate, entre otras cosas, porque no incluyó la anulación de los juicios sumarios de la dictadura.

Además, los independentistas catalanes pretenden que el Congreso redacte un nuevo texto legislativo que reconozca jurídica y moralmente la condición de víctimas a todas las personas físicas y jurídicas que sufrieron persecución y muerte y que todas ellas, incluidas las instituciones públicas y las organizaciones de todo tipo, sean 'restituidas moral y materialmente'.

En este contexto busca que las indemnizaciones que la vigente ley prevé para las víctimas entre 1968 y 1977 --año de la aprobación de la Ley de Amnistía--, se extiendan hasta el 27 de diciembre de 1978, día en que se aprobó la Constitución.

También quieren que puedan acceder a las mismas las familias de los represaliados o fusilados antes de 1968, como es el caso de Julián Grimau, y los miembros de organizaciones armadas. Tardà citó, en concreto, a Salvador Puig Antich, militante del anarquista Movimiento Ibérico de Liberación (MIL), ejecutado a garrote vil en 1974.

Asimismo, la proposición de ley busca que se reconozca la II República como un Estado democrático y de derecho 'precursor' de la democracia actual y que se recupere la 'memoria histórica' de este periodo y de la dictadura. Una de las formas de hacerlo será declarando el 14 de abril 'Día de la Memoria Histórica'.