Público
Público

ERC, a Wert: "No acataremos, ¿qué van a hacer? ¿poner un guardia civil en cada aula?"

PSC, ICV, ERC y CiU advierten de que Catalunya no aceptará una reforma educativa que "atenta contra todo un pueblo". El ministro mantiene que la ley sólo pretende que "el catalán tenga la misma consideración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Es mucho más difícil describir que opinar. Infinitamente más. En vista de lo cual, todo el mundo opina'. Con esta cita del escritor Josep Pla leída en catalán, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha tratado de convencer a la bancada socialista y nacionalista del Congreso de que 'el Gobierno no tiene la menor intención de atacar la escuela en catalán y, aunque la tuviera, no sería posible'.

Wert ha despachado así todas las preguntas sobre 'el ataque' que supone el borrador de la Ley de la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) para el modelo de inmersión lingüística, según todos los partidos catalanes excepto el PP. El anteproyecto de esta norma propone que las comunidades con lengua cooficial (Catalunya, Euskadi y Galicia) estén obligadas a pagar la escolarización privada en castellano si no hay oferta pública o concertada en castellano en el municipio del alumno que lo solicite.

El diputado de ERC Alfred Bosch, que ha preguntado a Wert 'por qué quiere liquidar la escuela en catalán', ha advertido al ministro de que 'si tocan el catalán, chocarán con una nación decidida a defender a sus hijos'. 'No nos dejaremos engañar, no serem moguts, no nos moverán', ha aseverado tras denunciar que el Gobierno 'está perpetrando un atentado contra un país entero'. 'Déjenos un poco en paz, ya vale de tonterías con la lengua, ni se lo ocurra tocar a nuestros niños', ha advertido Bosch mientras, a su lado, su compañero de partido Joan Tardà sostenía un cartel con el mensaje 'keep calm, speak catalan' .

Bosch ha sido contundente: 'No acataremos. ¿Qué van a hacer? ¿poner un guardia civil en cada aula? ¿En qué asteroide viven ustedes, de qué planeta vienen?'. El diputado independentista ha afirmado que un partido como el PP, que es la cuarta fuerza en Catalunya, no puede decidir sobre el futuro de la escuela, a lo que Wert ha respondido con el resultado electoral en los últimos comicios catalanes, recordando que ERC sólo tiene 23.000 votos más que el partido que gobierno en España. 

El ministro ha insistido en que el anteproyecto no contesta la inmersión lingüística sino que trata de 'conseguir' que se cumpla lo que el Tribunal Constitucional 'dice que debe ser el modo de aplicación' de ese modelo lingüístico. Wert no ha abandonado esta tesis y ha insistido en que el borrador 'no tiene nada que ver' con lo que los diputados cuestionaban. Tampoco con el 'ataque a las competencias educativas de las comunidades autónomas', que ha denunciado Arantza Tapia (PNV).

Joan Coscubiela (Izquierda Plural) ha acusado a Wert de querer implantar un modelo segregador y discriminatorio porque 'trata a los alumnos como si fueran clones, separando a los fracasados para que no obstaculicen el camino a los triunfadores y dando preferencia a una secta como el Opus Dei, que separa a los estudiantes por sexo'. El ministro ha respondido que 'no hay mayor discriminación que la que deja en el camino a una cuarta parte de los estudiantes', refiriéndose a los alumnos que caen en el fracaso escolar.

Coscubiela ha retomado el debate lingüístico adviertiendo de que 'en Catalunya no hay ningún problema lingüístico en las escuelas'. 'El probelma son ustedes, que atentan contra el catalán y contra la cohesión social, dejen de utilizar la lengua para tapar el fracaso de sus políticas económicas', ha reclamado antes de concluir que el gobierno del PP 'es un gobierno de talibanes'.

En la misma línea se ha expresado el diputado del PSC Francesc Vallès, que ha acusado a Wert de 'crear un problema donde no lo había'. Si no cambia de actitud, puede hacer saltar todo por los aires, se lo puede cargar todo', ha adveritod. Vallès ha avisado a Wert de que si mantiene la Lomce 'tendrá en frente la oposición de un gobierno y de todo un pueblo, que entiende este menosprecio como una agresión intolerable'. Tanto el PSC como CiU han pedido la dimisión de Wert 'antes de que sea demasiado tarde y el daño, irreparable', ha señalado Vallès.

El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, también ha advertido al ministro de que 'el sistema educativo catalán está integrado y no hay ningún Gobierno que lo pueda cambiar'. Basándose en esta premisa, hace sólo una semana, la consellera de Educación, Irene Rigau, plantó al ministro en la Conferencia Sectorial de Educación en la que Wert mostró el borrador de la ley.

El ministro fundamenta la reforma en la aplicación de la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el catalán en la escuela, pero el diputado convergente ha recordado que el TC no obliga a aplicar las sentencias y que algunas de ellas son anteriores a la ley de Educación de Catalunya. 'Un cambio de inmersión lingüística en Catalunya es inaplicable. Usted es el que tiene que escuchar la voz mayoritaria de Catalunya', ha señalado. Duran ha insistido en que 'la lengua no es negociable'. 'Es el nervio principal de nuestra condición de nación', ha sentenciado tras sumarse al lema 'keep calm and speak catalan'. El ministro ha defendido que el ataque al catalán 'es una fantasía'.

Wert ha asegurado que la Lomce no ataca el modelo de inmersión linguística, no invade competencias ni impone el castellano forzoso. 'Sólo se pretende un modelo de inmersión lingüística que no excluya al castellano y que haga posible estudiar utilizándolo como lengua vehicular', ha rematado.