Público
Público

Un error aplaza el derecho a abortar en Navarra

La ausencia de cuatro parlamentarios de NaBai en la primera votación tumba una proposición de ley socialista para garantizar que se pueda interrumpir el embarazo en la comunidad foral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Socialista de Navarra (PSN) daba por hecho que su proposición de ley para modificar la Ley Foral de Salud y garantizar que se puedan practicar abortos en Navarra comenzaría ayer su trámite parlamentario. Con lo que no contaba es con la ausencia de cuatro representantes de Nafarroa Bai (NaBai) en el pleno, lo que le dejó en minoría. El imprevisto provocó que el Parlamento navarro rechazara la tramitación de la iniciativa.

Los 22 votos que sumaron el PSN (12 parlamentarios), NaBai (los 8 de 12 que asistieron) e Izquierda Unida de Navarra (dos representantes) no fueron suficientes para superar los 23 que sumaron las fuerzas contrarias al aborto. Unidad del Pueblo Navarro (UPN) tuvo una baja y registró 21 votos. También votaron en contra los dos parlamentarios de Convergencia de Demócratas de Navarra (CDN).

El PSN tacha a los ausentes de 'políticos de medio pelo'

Los cuatro representantes de NaBai que se ausentaron fueron su portavoz, Patxi Zabaleta, Maiorga Ramírez, José Ángel Agirrebengoa y Koldo Amezketa. Esta circunstancia provocó el enfado en las filas socialistas, cuyos representantes no escatimaron en críticas. El portavoz del PSN, Roberto Jiménez, se refirió a los diputados que no estaban en la votación como 'políticos de medio pelo' y tildó lo ocurrido de 'espectáculo bochornoso' y de 'sencillamente reprobable'.

Jiménez también insinuó que los cuatro parlamentarios habrían faltado al pleno por estar reunidos con representantes de la izquierda abertzale. Zabaleta negó este extremo y dijo que su ausencia se debió a 'una casualidad'.

Los nacionalistas achacan sus cuatro bajas a la 'casualidad'

Según justificaron fuentes de NaBai, los cuatro parlamentarios no se habían enterado de un cambio en el procedimiento de la votación. En principio, la cámara informó el lunes pasado de que primero se iba a debatir la proposición de ley y luego se votaría. Más tarde, el orden se invirtió y los parlamentarios no se enteraron del cambio, aseguraron fuentes del partido. 'Es una lástima, porque estaban todos en el Parlamento. Patxi Zabaleta incluso estaba dentro del pleno, pero estaba hablando por teléfono', admitieron.

El fracaso en la votación obligó a los socialistas a registrar de nuevo la proposición en la cámara. Como ya se hizo ayer, pretenden que se vote en lectura única, directamente en el pleno (sin pasar por comisión) y con un procedimiento de urgencia. Está previsto que la Junta de Portavoces la admita a trámite el próximo lunes y una semana después fije el día de su votación.

La portavoz de la Ejecutiva del PSN, María Chivite, lamentó que el incidente de ayer retrasará la tramitación de su iniciativa. El último pleno del Parlamento de Navarra se celebrará el día 25 de junio, y no cree que dé tiempo a repetir la votación antes de esa fecha. 'Seguramente, habrá que esperar a septiembre', auguró.

El PSN confía en que, la próxima vez, su iniciativa reúna la mayoría de votos para comenzar a tramitarse. NaBai ratificó ayer que votará a favor, como ya hicieron ayer sus ocho parlamentarios presentes y atentos en la cámara.

Zabaleta aseguró que en la próxima votación corregirán el 'error pequeño' de ayer. No obstante, recordó que la proposición 'no es necesaria', ya que la ley estatal ya establece el derecho a poder abortar en Navarra.

El PSN pretende con su proposición de ley que la Ley Foral de Salud, de 1990, sea más clara, 'y no deje ni medio resquicio por donde puedan escapar', explicó Chivite. En Navarra no se practican abortos, ni en hospitales públicos ni en privados. Sólo en algunos casos, el Gobierno autonómico deriva a las mujeres a otras autonomías y asume los costes de la interrupción del embarazo. Por ejemplo, en el primer semestre de 2007 se derivaron 28 casos a Zaragoza, Bilbao y Madrid, lo que supuso a las arcas públicas navarras un gasto de 31.500 euros.

El Ejecutivo navarro justifica esta situación alegando que todos los médicos que trabajan en su territorio son objetores de conciencia. No obstante, hace dos meses, un grupo de facultativos denunció en una carta que ellos estan dispuestos a practicar abortos. Para el PSN, esto es una prueba más de que la Ley Foral de Salud debe ser más clara. Los socialistas quieren introducir en la norma el siguiente texto: 'Las autoridades sanitarias garantizarán que en la red asistencial pública y dentro de la región sanitaria de Navarra se preste este servicio, por medio de equipos médico-sanitarios propios o contratados externamente'.

Mientras, el Gobierno regional recurrió hace un par de semanas en el Tribunal Constitucional la Ley del Aborto, al estimar que viola las competencias de Navarra. También el PP presentó un recurso de inconstitucionalidad. Aunque el alto tribunal los acepte a trámite, la ley entrará en vigor el 5 de julio. Sólo se paralizaría su aplicación si así lo declara el tribunal.