Publicado: 31.08.2015 12:47 |Actualizado: 31.08.2015 12:47

La Ertzaintza investiga la agresión neonazi que sufrió un joven en Bilbao

Tres ultraderechistas le asaltaron el viernes cuando volvía a su casa, le grabaron en el brazo una esvástica, el número 88 y le propinaron una paliza.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Imagen del brazo del menor tras la agresión por parte de miembros un grupo de extrema derecha.

Imagen del brazo del menor tras la agresión por parte de miembros un grupo de extrema derecha.

BILBAO.- La Ertzaintza continúa la investigación por la denuncia presentada por los padres de un menor agredido el pasado viernes de madrugada en el barrio bilbaino de Arangoiti por tres ultraderechistas que le grabaron una esvástica y el número 88 en un brazo con una navaja y le propinaron una paliza.

La denuncia fue presentada este sábado en una comisaría de la Ertzaintza, acompañada de un parte de lesiones del hospital de Basurto. Los hechos ocurrieron este pasado viernes, a las siete de la mañana, en el barrio de Arangoti de la capital vizcaína cuando el joven regresaba a casa tras disfrutar de las fiestas.

En ese momento el joven fue asaltado por tres personas de ideología de ultraderecha, que le grabaron la esvástica y el número 88 con una navaja en el brazo, para, posteriormente, pegarle una paliza.



Según pudo confirmar Público, los padres del joven agredido interpusieron en primera instancia una denuncia ante el juzgado de guardia de la capital vizcaína, que estos días vive sus fiestas populares. De hecho, el menor volvía de las txosnas —recinto festivo que impulsan los colectivos sociales, culturales y políticos— cuando, en plena madrugada, fue interceptado por el trío de neonazis. Hoy no sólo conserva los emblemas grabados con la navaja, sino que también cuenta con magulladuras en el rostro. “Todo indica que le estaban siguiendo”, han señalado fuentes cercanas al joven a este periódico.

Repunte neonazi

Durante los últimos meses, los barrios de Arangoiti y Deusto habían experimentado un preocupante repunte de propaganda nazi, lo que ya había generado alarma entre los vecinos de ambas zonas. Algunas de las pancartas retiradas por los servicios de limpieza del ayuntamiento de Bilbao hacían alusión a Amanecer Dorado, el partido neonazi que ha conseguido aumentar considerablemente su popularidad en Grecia.