Público
Público

Las escuelas de aviación pedirán compensaciones

Se han visto obligadas a echar el cierre desde el pasado día 13 hasta el día 27

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La multitudinaria cita del papa Benedicto XVI con los jóvenes en Cuatro Vientos, el plato fuerte de su visita a España, ha tenido un damnificado claro: el sector de las escuelas de aviación que trabajan en el aeródromo.

En el mes en el que suelen tener más alumnos, debido a las vacaciones y el buen tiempo, se han visto obligados a echar el cierre desde el pasado día 13 hasta, al menos, el día 27, una vez se consigan retirar las toneladas de basura que ayer seguían sobre las pistas.

Por eso una docena de estas empresas han decidido crear una 'comisión de afectados' para presentar una reclamación formal a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea(Aena), según informó a Público Roberto Sánchez, director de Aeromax, una de estasescuelas. Las compañías ya han designado a un abogado y mantendrán una primera reunión con Aena el próximo miércoles. Otras dos o tres empresas tienen previsto reclamar por su cuenta.

En el caso de Aeromax, el parón provocado por la JMJ les ha supuesto un 'agujero' en sus ingresos brutos de unos 50.000 euros, aunque las cantidades varían según el tamaño y los medios de cada compañía. Cada avión vuela unas cinco horas al día y supone unos ingresos de unos 180 euros a la hora, aunque tampoco hay que olvidar los costes fijos y también los seguros, que en el caso de estas aeronaves ascienden a casi 6.000 euros anuales. En general, estas empresas calculan que han perdido entre 3.000 y 10.000 euros por día día. En este aeropuerto se registran unos 137 vuelos al día, y los empresarios han tenido que aguantar casi dos semanas sin casi ningún movimiento.

Las empresas se quejan también de que, por motivos de seguridad, les avisaran del cierre apenas 15 días antes de la vigilia, lo que les impidió atender adecuadamente a sus clientes en el periodo de más trabajo del año. 'Nos avisaron de una forma muy irregular', se lamenta Sánchez.

'Mientras que no quiten las toneladas y toneladas de mierda que hay, nosotros perdemos dinero y nadie nos va a compensar', señalaba por su parte Roberto Barreda, director de Aerocenter, que considera que las escuelas han sido 'las más damnificadas' por la JMJ.

Los operarios de limpieza se afanaban ayer por devolver al aeródromo a la normalidad lo antes posible. No obstante, Cuatro Vientos permanecía ayer lleno de basura. Sólo hasta la mañana de ayer se habían recogido 127 toneladas de desperdicios, entre ellas bolsas de comida sin abrir. Alguno de los trabajadores tenía ayer serias dudas de que todo esté listo para el sábado.