Público
Público

España blinda las fronteras contra los indignados europeos

El Tratado de Schengen se suspenderá con motivo de la cumbre del Banco Central Europeo en Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con motivo de la celebración de la Cumbre del Banco Central Europeo (BCE) en Barcelona los próximo días 2 y 3 de mayo, el ejecutivo de Mariano Rajoy anunció la suspensión del Tratado de Schengen, que permite la libre circulación de personas entre los países de la Unión Europea. El control de las fronteras comenzará este sábado a las 0:00 horas de la mañana, hasta el final del viernes 4 de mayo.

Después de las movilizaciones por la Huelga General del 29-M y los enfrentamientos que tuvieron lugar entre policías y manifestantes en Barcelona, el Gobierno está probando nuevos mecanismos para poner coto a las movilizaciones, por eso ha instaurado esta medida e impedir la entrada a activistas europeos que pretendan acudir a la cita.

Según el Ministerio de Interior la suspensión de Schengen supondrá un mayor control en los pasos fronterizos para aumentar la seguridad y evitar que más gente se una a las movilizaciones que se llevarán a cabo en contra de esta entidad europea.

El Gobierno ha organizado un dispositivo de 7.000 policías para la Cumbre

Por ello, el Ejecutivo reforzará los controles en las fronteras terrestres con Francia, en los pasos de La Jonquera, Port Bou, Puigcerdá, Camprodon, Les y Canfranc. Los aeropuertos de Girona y Barcelona también supervisarán la entrada de personas y podrán denegarles el acceso.

El texto del acuerdo de Schengen establece que la libre circulación de personas por la Europa sin fronteras puede interrumpirse temporalmente en el caso de que se dé 'una seria amenaza al orden público o a la seguridad interior'.

Además, tanto la Generalitat como el Gobierno central han preparado un dispositivo de hasta 7.000 policías, 2.000 entre policías nacionales y guardias civiles, y más de 4.000 mossos y guardias urbanos, que estarán en la capital catalana mientras duren las jornadas de la cita económica.

Este macrodispositivo lo ha justificado el director de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, diciendo que 'el Gobierno central se juega mucho' con la visita del BCE y añade que es 'necesario reforzar la seguridad al máximo', según informa Europa Press.

El mando político del operativo lo compartirán el secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, y el conseller de Interior, Felip Puig. Los antidisturbios sólo actuarán en caso de que 'no se mantuviera el orden público', que es 'competencia y responsabilidad de los Mossos'.

Coincidiendo con la Cumbre la Plataforma Unitària en Defensa de la Universitat Pública (PUDUP), que reúne a estudiantes, PAS y docentes de Catalunya, ha convocado una huelga universitaria para el día 3 de mayo contra la subida de tasas a los estudiantes que ha planteado el Ministro de Educación José Ignacio Wert.

La PUDUP fue el colectivo que convocó las dos huelgas universitarias contra los recortes de la Generalitat celebradas los pasados 17 de noviembre y 29 de febrero.

En otras ocasiones ya se ha recurrido a esta medida para frenar las movilizaciones contra los organismos internacionales. Especialmente relevante fue cuando se hizo con motivo de la cumbre de la OTAN en noviembre de 2010 en Lisboa

Portugal deportó a decenas de activistas de toda Europa durante la Cumbre de la OTAN

En los días previos a esta cumbre se impidió la entrada a Portugal a decenas de activistas de toda Europa, tanto por tierra como por aire. La Policía portuguesa no dio cifras del total de deportados que hubo, pero se paralizaron autobuses enteros.

Uno de los activistas españoles deportados en 2010 por las autoridades portuguesas cuenta a Público.es que tanto él como sus compañeros carecían de antecedentes policiales o cualquier tipo de cuestión pendiente con la Justicia. Sin embargo, cuando llegaron en avión a Lisboa 'se nos retuvo durante más de cuatro horas en el aeropuerto, fuimos sometidos a interrogatorios individuales, registraron todo nuestro equipaje y nos preguntaron sobre nuestras ideas políticas y libros anarquistas. Luego, nos metieron en un avión de regreso a España'.

La suspensión de Schengen posibilita que un país pueda cerrar la entrada a personas comunitarias, pero no establece los procedimientos para decidir quién entra y quién no. Por eso, los activistas deportados afirman que 'seguramente la Policía española pasó nuestras fichas a Portugal para que nos echaran, poniendo así en evidencia la utilización de listas de activistas que no son legales, dado que no teníamos antecedentes'.